sábado. 25.05.2024

Dos estudiantes universitarios unidos por su pasión por el motor y su solidaridad van a participar en el rally UNIRAID 2024 que partirá de Tánger (Marruecos) el próximo 10 de febrero y en el que los participantes repartirán 22 toneladas de material solidario en los rincones más remotos del país.

El equipo thePower.rally, formado por el español Nicolás Gutiérrez y el polaco Dominik Pilka, recorrerá el país hacia el sur, cruzando el Atlas hasta llegar a las dunas del Erg Chebbi, emulando el recorrido tradicional del París- Dakar a través del desierto.

Los jóvenes emplearán un Honda Civic de 1992 patrocinado por la empresa thePower, con el que irán repartiendo material deportivo, escolar, sillas de ruedas, crema solar, ropa y juguetes entre las aldeas más remotas del país marroquí y con el reto de orientarse por lugares remotos tan solo con la ayuda de un 'roadbook' (libro de ruta).

En esta iniciativa solidaria participan 120 coches con más de 20 años de antigüedad, que quieren llevar apoyo a la región devastada por el terremoto de Marrakech-Safi el pasado 9 de septiembre.

A lo largo de seis etapas, su objetivo es llegar a Marrakech el 17 de febrero, tras haber visitado las aldeas afectadas.

"Con ganas y perseverancia, todo se consigue", afirma Dominik, fanático del mundo del motor, que ha realizado la elección del vehículo y se ha ocupado de la mecánica.

El joven polaco ha modificado un gran número de piezas y revisado al detalle cada tornillo, hasta ajustarlos para este demandante recorrido. Estará apoyado por Nicolás, copiloto y clave en la búsqueda de financiación para esta aventura solidaria.

En esta aventura, los participantes deberán superar dificultades, disfrutar de paisajes increíbles, descubrir lugares inaccesibles pero siempre fieles a la tradición y los valores de aventura real, formación y superación que caracteriza a UNIRAID.

"Este año tendremos mucha navegación, mucho desierto y etapas muy largas, donde el recorrido de pistas se ha ampliado en un 20% con respecto a otros años y contamos con muchas novedades", señalan los organizadores del evento.

Los participantes de UNIRAID sólo se podrán orientar con dos elementos: el 'roadbook' y una brújula, como en los primeros Dakares africanos. El objetivo es utilizar métodos tradicionales en un mundo digitalizado.

"Herramientas que bien usadas nos sacaran de muchos apuros y evitaran horas dando vueltas por el desierto. Y a diferencia de los GPS más modernos, herramientas que solo fallan si nosotros fallamos. Y aquí radica un aspecto más de nuestra aventura, donde el papel del copiloto será tan o más importante que el del conductor. Indicaciones precisas, claras y sin dudas reducirá, que no eliminará, una etapa con exceso de adrenalina", explican los organizadores.

Universitarios repartirán 22 toneladas de solidaridad a lo largo del París-Dakar