lunes. 04.07.2022
Osasuna 1 - 3 Real Madrid

Los menos habituales del Real Madrid ponen LaLiga a 4 puntos

Un Real Madrid que salió con los menos habituales sacó de manera solvente los 3 puntos del Sadar a pesar del partidazo de Sergio Herrera que, paró dos penaltis a Karim Benzema
Lucas Vázquez celebrando el gol definitivo en el descuento con Vinicius
Lucas Vázquez celebrando el gol definitivo en el descuento con Vinicius

El Real Madrid a pesar de la torrencial lluvia de Pamplona y las dificultades que supone jugar en un campo como el Sadar, se llevó para casa unos valiosísimos 3 puntos que de fallar dos partidos seguidos el F.C Barcelona, le permitirían ganando contra el Espanyol ser campeones de liga de manera matemática.

Un conjunto merengue con muchísimos cambios en la alineación, sobre todo en un centro del campo muy poco habitual, con Valverde, Camavinga y Ceballos de titulares para dar descanso al trio de habituales de cara al partido y eliminatoria contra el Manchester City. En el ataque, el único que continuaba en la titularidad era Benzema, pues Vinicius fue sustituido en la izquierda por Rodrygo, dejando la parte derecha del ataque a Asensio.

El partido comenzó de manera algo atropellada, el Osasuna llevaba 3 victorias consecutivas en su casa y es un club reconocido por hacer perder bastantes puntos a los grandes si en el Sadar se trata, pero a pesar de la correosidad del partido y la lentitud en el juego del Madrid, liderados por un increíble Ceballos, haciendo de Modric, que no estaba ni convocado, fueron los blancos los que se adelantaron en el marcador.

Llegaría el gol en un centro a la parte derecha del área de Ceballos que, habilitó a la espalda de la defensa a Benzema. El delantero francés pondría un pase al área pequeña donde Alaba en el rechace, tras la gran parada de Sergio Herrera, adelantaría a los suyos en el marcador. Pero la alegría no le duraría a los blancos, pues dos minutos después, en el 14 Budimir pondría el empate para Osasuna en un gran centro chut raso del Chimy Ávila, que el delantero solo tuvo que empujar.

El Madrid no terminó de sentirse cómodo con su juego hasta aproximadamente los 30 minutos de encuentro, donde comenzó a dominar más el balón y a mostrar su lado más agresivo hacia la puerta de Sergio Herrera, que iba a ser el héroe de Osasuna. El Madrid volcó el campo hacia el lado rival y atacaba, atacaba y atacaba sin parar.

Con algún disparo lejano de Alaba y las filtraciones de Ceballos, hasta que en el filo del descanso Asensio adelantaría a los blancos, tras un gran pase de Camavinga a la espalda defensiva que, Ceballos aprovecharía para rematar y el rechace de Sergio Herrera lo empujaría el mallorquín.

Ya en la segunda parte, el dominio de los de Ancelotti era claro y se materializó en forma de dos claros penaltis. El primero en el 50. Rodrygo dejó con un recorte en el suelo al Chimy Ávila, y este desde el suelo le rebañó la pelota con la mano para cortar la jugada. El lanzador sería el habitual, Benzema. El francés lanzó duro abajo a la derecha del portero, pero Sergio Herrera, que había estudiado los penaltis del francés metió la mano duro y salvó al Osasuna.

El francés tendría una segunda oportunidad para resarcirse de su error en el primer penalti con un segundo, también provocado por Rodrygo, que estaba firmando un partidazo. Esta vez era Nacho Vidal quien zancadilleaba a Rodrygo por detrás para que Benzema lanzara desde los 11 metros, pero Sergio Herrera no estaba por la labor y quería mantener vivo a Osasuna. Benzema repitió lado de seguridad y Sergio Herrera volvió a parar de la misma manera, para la desesperación blanca.

El Madrid seguiría dominando el encuentro, salvando algunas contadas llegadas del Osasuna sin mucho peligro para Courtois, pero no era capaz de cerrar con un gol más de seguridad, para pasar de manera más tranquila los últimos minutos, la tuvo Benzema, pero el balón se le marchó alto ante Sergio Herrera. En el descuento, entraría Vinicius por Rodrygo, para aprovechar alguna contra, ya que el Osasuna se volcó a por el empate y así llegó el gol definitivo.

En un buen robo de balón del Real Madrid, Karim Benzema dejó sentados a dos defensas pamplonicas, primero con una ruleto y luego un recorte, en el centro del campo, para habilitar el carrerón de Vinicius por izquierda. El brasileño sorteó al último defensa saltando su entrada y la puso atrás dentro del área para la llegada de Lucas Vázquez, firmando con pierna izquierda el 1-3 definitivo, a pesar de que Herrera volvió a tocar el balón.

Así el Madrid se pone la liga a tan solo 4 puntos para ganar el campeonato de manera matemática, sobre todo después del pinchazo en el Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid ante el Granada, donde no pudieron pasar los del Cholo Simeone del 0-0.

Los menos habituales del Real Madrid ponen LaLiga a 4 puntos
Comentarios