lunes. 04.07.2022

El Real Madrid más líder que nunca está listo para el clásico

Vinicius y Benzema dieron la victoria a los merengues en un partido accidentado con muchas entradas peligrosas y sustos de cara al clásico del día 20
Benzema y Vinicius celebrando el primer gol
Benzema y Vinicius celebrando el primer gol

El impulso europeo del Real Madrid legó hasta Mallorca. Los de Ancelotti ganaron un partido en el que la primera parte no fue de las mejores del club blanco, con un Mallorca muy defensivo y que supo atacar al Real Madrid con balones largos a Muniqi para que este los jugara.

El Real Madrid tuvo las primeras ocasiones del partido gracias a la conexión entre la calidad y velocidad de Benzema y Vinicius Jr. Este último recibiría uno de los sustos de la jornada y que, por desgracia, van siendo habituales sobre su persona. Una entrada durísisma de Maffeo que, más allá de tocar el balón, golpeó la rodilla del brasileño con los tacos. El colegiado Sánchez Martínez no pitó siquiera falta para el asombro de Vinicius que recibió la amarilla por encararse con jugadores mallorquines.

El ambiente del estadio se calentó en contra del brasileño, como si él hubiese sido el culpable de recibir los tacos de un compañero de profesión en su rodilla. La intensidad del partido se haría presente, con muchos duelos de balón, muchas faltas, a pesar de la pasividad de Sánchez Martínez, el encuentro podría haberse quedado con 20 jugadores entre ambos equipos perfectamente.

La más clara de la primera parte la tuvo el Mallorca que tras una buena jugada al contraataque tuvo a Maffeo solo frente a Courtois, después de una gran intervención de Nacho para evitar un disparo inicial. El balón salió desviado golpeando en el palo, siendo esta la única ocasión clara del Mallorca en los 90 minutos pero que pudo haber puesto el 1-0 para el descanso.

Tras la vuelta de los vestuarios el guión fue otro completamente distinto, el Real Madrid saltó a la presión con unos Valverde, Vinicius y Benzema muy implicados. Estos serían los autores del primer gol pues, en una pérdida de Baba ante Fede Valverde, Benzema asistió a Vinicius para que el brasileño no perdonara en el mano a mano y prendiera aún más a la grada del estadio con su baile de celebración.

El Mallorca se vino abajo tras el gol del Real Madrid con un Vinicius imparable por banda izquierda que en una gran jugada a la contra, tras un buen pase de Benzema, recibiría penalti para no rematar a gol. Un penalti que transformaría el héroe de la remontada francés del Real Madrid, poniendo el 2 a 0 en el luminoso y las esperanzas del Mallorca por el suelo.

Tras el 2-0 empezaron a llegar las malas noticias. Casemiro se la jugó con un balón que le impactó en la mano de recibir la amarilla y perderse el clásico ante el Barcelona, cosa que finalmente no ocurrió. Luego, en una entrada temeraria con el pie al empeine y algo del tobillo de Rodrygo por parte de Raíllo, el cual solo recibió la amarilla, pero sacó del campo al brasileño del Real Madrid, que tuvo que salir en volandas pues no podía con su propio pie. Esto acompañado a los insultos racistas proferidos desde la grada a Vinicius, el cual, está siendo objeto de odio en muchos campos españoles y la Liga debería de comenzar a tomar cartas en el asunto.

La realidad era que el Mallorca solo destacó en lo no futbolístico, pues, con la lesión de Mendy, el cual tiene una sobrecarga en el gemelo, entró Marcelo, el cual aún es capaz de demostrar su calidad y nada más salir puso un centro con música para que Benzema marcase el 3-0. Un Benzema que notó ciertas molestias en el gemelo y se retiró del campo por precaución aunque fuentes del Real Madrid informaron que no es nada grave.

Así, el Real Madrid aprovechó, de manera algo accidentada, el nuevo pinchazo del Sevilla ante el Rayo Vallecano, con gol, solvencia y buen juego, sumados a la motivación de la remontada europea. El clásico de este fin de semana será uno apasionante con ambos equipos en gran nivel y nadie se lo debe perder.

El Real Madrid más líder que nunca está listo para el clásico
Comentarios