martes. 25.06.2024

El tenista español Rafa Nadal ha confesado que "hay muchas posibilidades de que sea su último Roland Garros", aunque no descarta regresar al 'Grand Slam' francés el próximo año. Este lunes comienza su participación en un 2024 que ha sido interpretado como una despedida en cada torneo hasta ahora.

"Sigo pensando que hay muchas posibilidades de que sea mi último Roland Garros, pero no quiero obligar a deciros: Es mi último Roland Garros al 100%", expresó este sábado en rueda de prensa, antes de enfrentar su decimonovena participación en París.

A pesar de no haber alcanzado el ritmo y los resultados esperados en la gira sobre tierra batida, y tras algunas buenas sensaciones en Madrid frenadas en Roma, el 14 veces campeón del Abierto francés sigue siendo una amenaza, incluso para Alexander Zverev, su rival en el debut.

"Si me tienen que hacer un homenaje en la pista o no, sinceramente creo que va a salir algo natural con el público y no necesariamente me tengo que cerrar la puerta a lo que pueda pasar en el futuro", explicó Nadal. "Si no vuelvo para jugar, volveré para hacer lo que haya que hacer, sin tener que jugar", añadió el balear.

El campeón de 22 'grandes' celebró su presencia en París, después de haberse ausentado el año pasado, y en condiciones de competir. "Estoy feliz haciendo lo que hago, mi cuerpo está evolucionando bien, mejor de lo que confiaba hace mes y medio. No estoy entrenando con demasiados dolores", aseguró.

"Las limitaciones que he sentido semana tras semana me quitaban, de alguna manera, la ilusión de seguir porque no veía un futuro que tenga ningún sentido", comentó. "Pero esta semana estoy con pocas limitaciones. Si eso se alarga en el tiempo, puedo seguir siendo competitivo, creo".

Nadal también destacó una buena semana de entrenamientos en la Philippe Chatrier. "Esto me dice que no estoy tan lejos. No soy una persona que se suela engañar, soy bastante realista y crítico conmigo mismo. Estoy siendo competitivo en todos los entrenamientos contra gente buena. Esa es la realidad", afirmó. "Es la primera semana que me siento libre de poder jugar pensando en la pelota y poco más, llevaba mucho tiempo pensando en qué movimiento puedo hacer y eso me ha lastrado muchísimo".

"Llevo una semana y algo con una sensación diferente y eso me ilusiona para poder competir. Soy consciente de que lo que pueda pasar es una utopía, pero si no tuviera un mínimo de esperanza de que realmente puedo jugar bien, no estaría aquí. El tiempo a priori es insuficiente, la realidad, se verá", concluyó.

Rafa Nadal: "No quiero obligarme a decir que es mi último Roland Garros"