domingo. 21.04.2024

La Dirección de Prevención y Seguridad de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo ha decidido no exigir los informes de previsiones de grupos de entrenamiento que se debían remitir los 1 y 15 de cada mes dado que “el riesgo de un desarrollo grave” de la COVID-19 “ha disminuido”.

Esta decisión, que entrará en vigor a partir del 1 de marzo, se recoge en una circular rubricada por su titular, Francisco Cano Noguera, en la que, de cualquier forma, se advierte de que “seguimos en la situación de pandemia internacional por la COVID-19, y que ésta seguirá hasta que las autoridades competentes indiquen su final”.

En coherencia con la situación sanitaria actual, la Federación, que sigue trabajando por un entorno lo más seguro posible para los y las deportistas, exigirá a las entidades que registren más de tres contagios en la misma semana, y con alta posibilidad de haberse producido durante el transcurso de los entrenamientos o competiciones, que informen al responsable COVID de esta situación.

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo publicó el 17 de mayo de 2020, aún en período de confinamiento, el documento ‘Recomendaciones para actuar frente a la COVID-19 en actividades relacionadas con el salvamento y socorrismo’, con el objetivo de incidir en el ámbito profesional a través de actuaciones de primeros auxilios y en el medio acuático, así como en el deportivo en actividades en seco y en espacios acuáticos. 

Conforme se conocían diferentes aspectos relacionados con la pandemia, este documento fue objeto de actualización, por lo que la Federación ha ejercido un papel de liderazgo en esta materia.

Tras la finalización del confinamiento, el Consejo Superior de Deportes exigió la puesta en marcha de protocolos de seguridad en entrenamientos y competiciones. 

Así, Salvamento y Socorrismo fijó, el 10 de noviembre de 2020, los documentos de aplicación con normas de seguridad para la realización de entrenamientos y competiciones realizadas bajo su tutela, en los que se exigía a los clubes y centros de entrenamiento el envío de un informe, los días 1 y 15 de cada mes, que detallara los grupos de entrenamiento y los posibles contagios que acontecieran durante ese periodo. 

Estas normas exigieron recabar un documento de responsabilidad y otro de trazabilidad epidemiológica de todos los clubes y de los y las participantes para que, en caso de producirse un brote de contagio, se alertara a todas las posibles personas afectadas y a las autoridades competentes. 

Por todo ello, la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, que ya no exigirá que se remitan los informes de los días 1 y 15 de cada mes, publica en su página web recomendaciones para la elaboración de protocolos de seguridad de los eventos organizados bajo su  tutela.

La Federación espera que la futura Ley del Deporte establezca la obligatoriedad permanente de elaborar protocolos de seguridad, ya reflejados en la Ley 7/2011 de 5 de abril de actividades clasificadas y espectáculos públicos y otras medidas administrativas complementarias,  pero que hasta que la pandemia llegó no eran de obligada elaboración para las actividades de salvamento y socorrismo.  

La Dirección de Prevención y Seguridad confía en una evolución favorable de la situación sanitaria y en la normalización definitiva de las circunstancias de los entrenamientos y las competiciones.

Desde el primero de marzo no será necesario remitir los informes de previsiones de...