lunes. 27.06.2022

El mago Pedri se gradúa con honores frente al Sevilla

El canario se sacó un golazo de la chistera cuando el Barcelona más lo necesitaba para asaltar el segundo puesto de la tabla
Pedri celebrando su golazo contra el Sevilla
Pedri celebrando su golazo contra el Sevilla

El crecimiento del F.C Barcelona como equipo en cuanto a juego y seriedad ha sido un no parar desde que Xavi Hernández entró en el banquillo azulgrana. Los fichajes acompañaron y la buena dinámica de la ya conocida "Xavineta" es indiscutible. Los jugadores se sienten importantes y capaces de lograr cosas grandes, hasta hace unos meses el objetivo era la cuarta plaza, hoy, tras una nueva victoria y una segunda vuelta invictos, el Barcelona se afianza en la segunda plaza.

En un partido que para nada fue sencillo para los azulgrana. La primera parte estuvo llena de duelos y cambios de posesión entre dos equipos que a priori juegan a algo parecido, el juego ofensivo desde el dominio del balón y la posesión para crear huecos. Con un Fútbol Club Barcelona, que llegaba de dulce, tras la fiesta en el Bernabéu en el Clásico ante el Real Madrid, ante un Sevilla con muchas bajas y al que los resultados le alejaban cada vez más y más del Real Madrid.

La primera parte tuvo pocas ocasiones por parte de ambos equipos, un partido que desde el inicio tenía pinta de que se decidiría por la mínima, con un Sevilla que no dejaba muchos huecos al Barcelona que aprovechar, pero poco eficaz al salir con la pelota al ataque, con un Ocampos desaparecido. El Barcelona por su parte, lo intentó con muchos centros al área de Dani Alves y Dembelé como es costumbre, sin mucho éxito, teniendo la más clara con un disparo combado de Ferrán Torres que se marchó cerca del palo.

La primera parte fue entretenida en cuanto a los duelos, balones divididos y combinaciones, pero aburrida en cuanto a ocasiones y goles, pues ambos equipos iban al ataque con algo de reticencia a cubrirse luego las espaldas (más el Sevilla que el Barcelona). Tras la salida a la segunda parte, la dinámica del encuentro fue muy distinta. El dominio del balón cayó en los pies del Barcelona, encantado con esa situación, mientras que el Sevilla prefirió sufrir algo más defendiendo y salir luego a la contra.

Darle el balón al Barcelona es peligroso, pues, en menos de lo que el propio Lopetegui esperaba, su equipo estaba aculado muy pegado al área, con las líneas muy juntas y sin gran decisión para salir a la contra. El Sevilla lo intentó con un tímido disparo de Lamela, pero sin mucho peligro para Ter Stegen.

El distinto sobre el campo era Pedri, parecía recién sacado de la Escuela de Magia y Hechicería de Hogwarts, porque cada balón que pasaba en sus pies, por arte de magia, se convertía en una ocasión de peligro para los suyos. El crecimiento del canario desde la llegada de Xavi ha sido descomunal, y si ya era un gran jugador, el golden boy está demostrando que aún puede serlo más. No podía ser otro el que abriese la lata que no fuese él.

Ante una defensa sevillista encerrada, muy bien alicatada y con un Bono haciendo uno de los mejores partidos de su temporada parando todos los balones que la defensa dejaba pasar, muy seguro en los centros y crucial en los disparos lejanos, ahí se alzaba Pedri. En una jugada de ensueño, el mediapunta canario agarró la bola y dejó sentado en la frontal con un primer amago a Rakitic, luego con un segundo a Diego Carlos, para con un disparo cruzado, a pesar de tener el cuerpo dispuesto para un disparo recto, batir a Bono desde la frontal del área, haciendo que el público se levantara de sus asientos y se rindiese ante él, coreando su nombre.

En el cuarto de hora final, el Sevilla parecía despertar un poco, sobre todo por banda izquierda con algunas intentonas de Ocampos, al cual, su mala toma de decisiones le hizo jugar un muy mal partido para el nivel que se espera del argentino. Tuvo una última el Sevilla para empatar el marcador, tras el fallo de Ter Stegen al despejar un centro de Corona, pero el propio alemán lo solventó yendo al suelo y parando el disparo de Rakitic.

Finalmente el Barcelona se posiciona delante del Sevilla y Atlético de Madrid en la segunda posición, siendo los líderes de la otra liga que no incluye al Madrid de momento, por la gran distancia de puntos, a pesar del partido menos que tiene por disputar el F.C Barcelona. 

El mago Pedri se gradúa con honores frente al Sevilla
Comentarios