jueves 29/7/21

El tenista Pablo Carreño empieza ganando en Montecarlo, con bronca incluida

El jugador español ganó a Stefano Travaglia con una intensa discusión entre ambos tenistas

Pablo Carreño
Pablo Carreño

Pablo Carreño empieza con buen pie el Masters 1.000 de Monte Carlos ganando por 5-7 y 6(4)-7(7) al italiano Stefano Travaglia. De esta forma el tenista español se clasifica para la siguiente ronda del torneo. Jugará ante el número 23 del ranking, Karen Khachanov, hoy, 14 de abril, alrededor de las 13:40h, en la pista 9 de las instalaciones.

El jugador español, que ostenta el puesto 12 del ranking ATP, era el favorito para pasar ante el italiano Stefano Travaglia, número 67 de ránking. Durante el partido, Travaglia consiguió romper en una ocasión el saque Pablo Carreño, pero el español fue capaz de conseguir dos puntos de rotura ante su rival, llevándose así la primera manga por 5-7, y el segundo set por y 6(4)-7(7).

Un partido muy igualado en el que el tenista español tuvo un 95% de acierto en el primer servicio, consiguiendo el 70% de los puntos que abrían con su saque. El italiano Travaglia tuvo un 92% de acierto con su primer saque, cometió una doble falta, y consiguió ganar el 61% de los puntos que comenzaban con su servicio.

Tenso encontronazo entre Carreño y Travaglia durante el partido

En el séptimo juego del segundo set, la tensión del partido explotó en trifulca. El jugador italiano ‘montó en cólera’ quejándose de que el entrenador de Pablo Carreño había aplaudido durante la disputa del punto, algo que a Travaglia le pareció una desconsideración y una forma de desconcentrarle.

Ante este enfado del jugador italiano, Carreño le dijo que desde su granda estaban haciendo lo mismo señalando a la novia de Travaglia que estaba junto al cuerpo técnico del tenista italiano. Ante esto, Stefano Travaglia subió a la red a recriminarle el comentario al jugador español con gritos de “no metas a mi novia en esto, ten cuidado con lo que dices”. Ante esto el español respondió enfurecido “la estoy poniendo porque está ahí”, refiriéndose a la actitud de la grada del italiano. Tras toda la trifulca, en la que tuvo que bajar hasta el juez de silla, el partido se reanudó con victoria final para Pablo Carreño.