miércoles. 24.07.2024

En un Estadio Johan Cruyff lleno hasta la bandera, con algunos aficionados cordobesistas desplazados hasta Barcelona, comenzaba este último asalto para el Córdoba CF, para ascender de nuevo al fútbol profesional. Los de Iván Ania se enfrentaban ante uno de los conjuntos de la categoría, con una idea de juego más clara y trabajada como es el Barça Atlétic.

Los de Rafa Márquez desde el pitido inicial quisieron ser fieles al estilo Barça con juego de posesión, pero los blanquiverdes tenían un plan diseñado para combatir el juego blaugrana. Con una agresiva y adelantada presión, con hasta 7 jugadores en campo rival, el Córdoba acosaba la salida de balón del Barcelona, que, cometía pérdidas y pérdidas ante la agresividad de los de Ania.

Una vez conseguían robar, los blanquiverdes salían como aviones, con Adilson como principal arma, al contrataque para pillar desarbolada a la defensa del filial culé. Sería en una de esas presiones insistentes, donde el propio Adilson, en el córner rival, robaría un balón a Héctor Fort, para poner un preciso centro a la cabeza de Alberto Toril, que ponía el 0-1 en el marcador.

La primera parte transcurrió con un Córdoba presionante, pero de más a menos, que se fue diluyendo a medida que el Barcelona iba encontrando mejores sensaciones y cometiendo menos errores en el pase, llegando en varias ocasiones al área de Carlos Marín, pero sin realmente crear un peligro claro, llegando el pitido del descanso.

Un empate que se hacía esperar

La segunda parte del encuentro continuó con la misma dinámica con la que acabó la primera mitad. Los de Rafa Márquez dominando el esférico y la posesión, con un juego de pases y desgaste que hundió al Córdoba, obligándole a centrarse en su juego defensivo. Esto no le permitía salir a la contra de la misma manera que en los primeros 30 minutos, dando mayor entereza a los blaugranas, que empezaban a acumular acciones peligrosa, con buenas intervenciones de la defensa blanquiverde.

Poco a poco el segundo tiempo se convertía en un monólogo blaugrana, donde, a pesar del enfado de Iván Ania, el Córdoba hacía bueno el gol de la primera parte, y el buen resultado para la vuelta. Eras variadas las ocasiones de los catalanes, que no dejaban salir al Córdoba de su campo, con algunos remates sobre el larguero, pero sin ser capaces de penetrar en la portería de Marín.

El partido, que ya había tenido sus dosis de tensión en la primera parte con muchas protestas y pitos a los cordobesistas, en la segunda parte se agravó, llevando en volandas a los blaugranas que, finalmente, en el minuto 88, el Pocho Román sacaría de la chistera un disparo al palo derecho de la portería de Carlos Marín, tras quedarse solo en el punto de penalti.

Así el Córdoba saca un buen empate del Johan Cruyff, donde deja todo por verse para la vuelta en El Arcángel ante un lleno absoluto de su público. Tanto la victoria como el empate serviría a los de Iván Ania, al estar mejores clasificados tras el periodo liguero.

De más a menos: El Córdoba CF saca un valioso empate del Johan Cruyff