miércoles. 29.06.2022

La deportista Graziela Torrijos ha explicado cómo ha influido en su vida el inicio con el montañismo. Tal y como ha mencionado Torrijos, "siempre ha sido una persona muy gordita. Siempre le han llamado gorda y ha sufrido bullying".

Para ella, un intento en bajar de peso se convirtió en un serio problema de anorexia. Para Graziela, en todo momento pensaba que tenía controlada la situación, pero "no sabía que iba a perder el control hasta que me quedé en 45 kilos", admite Graziela.

Sin embargo, pese a que el deporte fue su forma más común para bajar de peso, el alpinismo fue el remedio que Torrijos necesitó para escapar de la anorexia.

"Me di cuenta que era un lugar de desconexión total de todo este mundo. Al final, la montaña me cuidó y me curó", ha explicado Graziela.

Para la alpinista, la montaña le ha llevado a tener una buena preparación física y alimentación. Según ella, ahora puede disfrutar corriendo por la montaña, mientras que en sus inicios le costaba bastante esfuerzo subir andando. 

"El cuerpo tiene que estar sano, pero para estar feliz, no par verse bonito", ha explicado la deportista.

Graciela Torrijos, la alpinista a quien el deporte la salvó de la anorexia: "La montaña...
Comentarios