sábado. 22.06.2024

La nadadora Michelle Alonso brilló este domingo en la piscina del Centro Acuático de Tokio hasta encaramarse al primer peldaño del podio y batir el récord del mundo de los 100 metros braza y revalidar así los oros conquistados en esa misma prueba en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y de Río 2016. España suma ya 17 medallas en la capital japonesa (cinco oros, nueve platas y tres bronces).

 

Alonso, de 27 años y abanderada del equipo español en la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 junto al ciclista Ricardo Ten, dominó con mucha superioridad las series clasificatorias en la sesión matinal al realizar un tiempo de 1'13"35 y quedarse a sólo 74 centésimas de su propia plusmarca mundial.

La nadadora tinerfeña, que tiene discapacidad intelectual, corroboró en la final que no tiene rivales en su prueba favorita. Alonso se puso en cabeza de la prueba con un cuerpo de ventaja sobre sus principales rivales al concluir el primer largo y mantuvo la primera posición en el segundo medio hectómetro hasta terminar con un tiempo de 1'12"02, con lo que pulverizó su propio récord del mundo. Segunda fue la británica Louise Fiddes (1'15"93) y tercera, la brasileña Beatriz Borges (1'17"61).

Visiblemente feliz y con una gran sonrisa, Alonso dijo a los periodistas que no se esperaba conseguir la medalla de oro porque no sabía cómo estaban sus rivales. “Esto es un sueño y parece que estoy en la cama y me tengo que despertar”. “Hacer récord del mundo ha sido una pasada y esta medalla es especial por el significado que tiene Japón para mi y el esfuerzo que he tenido que hacer para llegar en la mejor forma posible”.


Además de los oros paralímpicos en los 100 braza de Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020, Michelle Alonso cuenta en su haber con otras 12 medallas logradas en campeonatos de Europa o del mundo.

 

Michelle Alonso logra su 3º oro paralímpico en 100 metros braza