sábado 22/1/22
Villareal 1 - 3 F.C Barcelona

Memphis Depay al rescate: El Barcelona de Xavi consigue su segunda victoria

El Barcelona se lleva su segunda victoria consecutiva en liga en la Cerámica en un partido emocionante de ida y vuelta con muchas ocasiones, polémica y gran ambiente
Memphis Depay celebrando el gol del desempate ante el Villareal
Memphis Depay celebrando el gol del desempate ante el Villareal

Se respiraba un gran ambiente de fútbol en el Estadio de la Cerámica con un lleno casi absoluto, para celebrar este encuentro de dos grandes equipos del fútbol español, y el partido no sería menos que las expectativas de los aficionados. Los hombres de Xavi saltaban al campo con algunos cambios en el once como Eric García ejerciendo de lateral derecho o de nuevo la titularidad sorpresiva de Abde por delante de Dembelé que saldría en la segunda parte.

El encuentro a diferencias de otros partidos del club blaugrana comenzó con una energía trepidante, con unas 4 o 5 ocasiones de peligro en los primeros 15 minutos. Un primer cuarto de hora que claramente dominó en cuanto acercamientos al área y en posesión el Barcelona. La primera gran ocasión llegaría a balón parado, en un córner. Abde remataría de cabeza, sin ser su especialidad, a puerta rozando Gerónimo Rulli el balón con los dedos haciendo que golpease en el larguero y saliese de nuevo a córner, en una gran jugada de portero y delantero. 

El Barcelona tenía sus ocasiones y llegaba al área mediante su juego de pases dominando en parte a un Villareal que parecía que se resguardaría atrás para salir a la contra, contras que no llegaban, pues fue Gavi, con otro tiro a la madera, el que estuvo a punto de poner por delante al Barcelona. Fue en ese momento cuando llegó la jugada polémica de la noche. Eric García regalaba el balón dentro del área en la salida del balón, Danjuma encaró la portería aprovechando el error del ex del City y disparó a puerta. El balón fue bloqueado por Piqué, quien se lanzo al suelo a modo de apagafuegos. El balón golpeó en la mano del central catalán. Soto Grado, colegiado del encuentro no lo vio, o asumió que la mano estaba en posición natural, y el VAR no avisó al colegiado para que la revisara.

La repetición de la jugada en el videomarcador hizo que el público de la Cerámica se encendiera y protestara al árbitro. Le costó al Villareal comprender que la banda de Eric García era el punto débil de la defensa culé, pero cuando fueron capaces de entenderlo, del dominio catalán se pasó al sufrimiento, pues las ocasiones no paraba de sumarse con balones a la espalda de Eric García con un Pedraza muy ofensivo y activo. La más clara la tuvo Pau Torres que no pudo aprovechar la mala salida de Ter Stegen en un córner y remató por muy poco por encima del larguero. Danjuma y Pedraza tuvieron sus opciones pero no pudo sacar petróleo el Villareal de un Barça muy aturdido.

En la segunda parte, tras la charla de su técnico en vestuarios el Barcelona intentó recuperar las buenas sensaciones del comienzo del encuentro. Y no tardaría mucho en llegar el primer gol. Tras un centro de volea de Abde, Depay remataría con la fortuna de que el rebote caía en Frenkie De Jong. EL holandés anotó el gol, que en primer lugar fue anulado por fuera de juego, pero el VAR dió por valido, al estar Memphis Depay habilitado.

El Villareal lejos de venirse abajo salió a presionar fuerte arriba a la salida de balón de los hombres de Xavi. Emery quería algo más que una derrota ante el Barcelona  y comenzó a mover fichas del banquillo, introduciendo en el partido a Samu Chukwueze. El Barcelona, se caracteriza por desconectarse en ocasiones de los partidos, una de estas desconexiones llegaría en un saque de banda a favor. El saque sería robado rápidamente por los amarillos, que con dos pases dejaban al reciñen entrado Samu anotar el gol del empate, tras con la puntera alejar el balón de Ter Stegen pegado al palo.

El partido se volvía loco y ambos equipos buscaban la victoria con numerosas ocasiones con el Villareal creciendo poco a poco en el partido. Pero cuando peor estaba el Barcelona, apareció la fortuna y Memphis Depay. En un balón largo de Ter Stegen, Estupiñán remató de cabeza en una defectuosa cesión a Rulli que recogería Memphis. Este regateó a Rulli de manera sensacional e introdujo el balón en las mallas con caño incluido a Estupiñán que con su fallo condenó a su equipo. El Villareal no supo levantarse de este contratiempo. 

El Barcelona dominaba la posesión ante un Villareal que veía ya imposible la victoria y difícil el empate. Los amarillos se dedicaban a defender e intentar robar el balón para salir a la contra y volver a meterse en el partido, pero un golpe mayor estaba por llegar. Pues Juan Foyth cometería penalti sobre Coutinho, este sí lo pitaría automáticamente el árbitro y sería el propio brasileño el encargado de finiquitar el encuentro tras convertir el penalti, que casi para Gerónimo Rulli.

De esta manera llega la segunda victoria de Xavi Hernández como entrenador culé, siendo ambas en liga, presentando una pequeña mejora respecto a la jornada pasada, pero con mucho trabajo por delante en la definición y sobre todo, en defensa. El Barcelona se coloca así séptimo con 23 puntos, mientras que los de Emery están decimosegundos con 16 puntos.

Memphis Depay al rescate: El Barcelona de Xavi consigue su segunda victoria
Comentarios