jueves 27/1/22

Finalmente el Manchester City de Pep Guardiola sí podrá jugar la Champions la próxima temporada. Así lo ha anunciado el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por sus siglas en inglés), revocando así la decisión adoptada por la UEFA el pasado mes de febrero debido al incumplimiento del fair play financiero.

No obstante, el club inglés deberá pagar una sanción de 10 millones de euros al no haber colaborado con los investigadores de la UEFA cuando se le requirió documentación para poder analizar los movimientos económicos del club. Tres jueces del TAS han dictaminado, por lo tanto, que el Manchester City será rival de los clubes europeos más importantes del Viejo Continente al no existir suficientes pruebas para demostrar el incumplimiento de las reglas financieras.

Este nuevo fallo permite al club evitar graves turbulencias económicas debido ya que la participación en la Champions lleva consigo ingresos publicitarios así como por participar en la propia competición. A todo ello hay que sumar también perder a figuras relevantes del planeta fútbol sino el equipo cityzen no disputaba el torneo como había anunciado el belga Kevin de Bruyne, advertencia que no llegó a realizar el técnico catalán.

Esta situación tuvo su origen a finales de 2018 cuando el Football Leaks aseguró tener en su poder documentos y correos electrónicos que demostraban la financiación irregular del club que tenía su origen en transferencias de dinero ilícito procedentes de familia real de Abu Dhabi, prohibidas por la UEFA. Esta decisión podrá ser recurrida en la corte suprema de Suiza, pero por el momento ese no parece ser el camino a seguir.

El próximo 7 de agosto el City tendrá que verse las caras contra el Real Madrid en octavos de final partiendo con una ventaja de 1-2 obtenida en el partido de ida de los octavos de final de la Champions.

El Manchester City finalmente podrá disputar la Champions el año que viene
Comentarios