viernes 18/9/20

Iker Casillas explica el duro año que ha pasado junto a su mujer: “No he estado con Sara todo lo que debería”

El futbolista ha decidido abrirse y contar todos los baches que ha pasado junto a su pareja, su retirada del futbol y su mudanza a Madrid

Imagen: Instagram Iker Casillas.
Imagen: Instagram Iker Casillas.

Este último año ha sido complicado para Iker Casillas y Sara Carbonero después de sobrepasar todos los baches de salud, ahora, la pareja se prepara para volver a Madrid después de cinco años residiendo en Oporto por la carrera del futbolista, la cual ha llegado a su fin.

Este jueves Casillas se ha sincerado y ha explicado los duros meses después del infarto y sobre las especulaciones sobre la crisis con su mujer, además de su retirada del mundo del futbol.

“Hace un año estaba con unos amigos cenando y al día siguiente me dio un infarto y todo cambió. Y porque el médico estuvo rápido, si no me hubiese ido”, comenta el futbolista sobre su duro momento.

Aunque, a ello le siguió otro disgusto cuando a Carbonero le diagnosticaron un tumor de ovario, el cual le extirparon con éxito “A Sara y a mí nos cambió la vida y lo que hay que hacer es afrontarlo y disfrutar de lo que se tiene. Mañana no se sabe lo que va a pasar”, apunta Casillas.

Tras una larga y dura lucha, el futbolista ha asegurado que los dos se encuentran bien y sanos “ya estamos por menos memeces, vivimos el día a día”. Pero parece que el matrimonio sale de una para meterse en otra, pues no quedan exentos de problemas familiares y de pareja.

Recientemente el abuelo de la periodista falleció, “Sabíamos que el abuelo de Sara estaba muy malito porque desde que se murió su abuela él se había ido apagando y decidimos que Sara y los niños se fueran allí para estar cerca”, explica Casillas.

También el futbolista comentó por qué no acudió al funeral de este,”No pude ir porque era la final de la Copa de Portugal y para entrar en el estadio tenía que hacerme un test de coronavirus. Además, era mi último partido con el equipo en activo y tenía que estar. Después de ese partido no pinto nada más en el fútbol”.

Un motivo que hizo que muchos se plantearan un distanciamiento en la pareja, algo que Casillas ha negado, pero sí admitió que debería haber estado más ahí para su chica, “La verdad es que he estado de un lado para otro e igual no he estado con Sara todo lo que debería”.

Su retirada del futbol significa una nueva etapa para la pareja, un borrón y cuenta nueva para dejar atrás los meses tan duros. Ahora la familia Casillas Carbonero se prepara para regresar a Madrid, aunque todavía está en el aire el lugar donde han elegido para vivir, si su urbanización La Finca, o la casa que ha comprado el madrileño en Parque del Oeste, cerca de la Moncloa.

Las vacaciones, ha apuntado el futbolista, las pasarán en un lugar tranquilo, ya que la pareja son personas de riesgo frente al virus, por lo que disfrutarán del pueblo de Sara, Corral de Almaguer y el de Iker, Navalacruz.

Comentarios