sábado. 02.07.2022
Deportivo Alavés 0 - 1 F.C Barcelona

Frenkie De Jong salva a un pobre Barcelona de la congelación en Vitoria

El solitario gol del holandés acerca más a la escuadra blaugrana a los puestos Champions en un encuentro donde el Alavés mereció mucho más 
Celebración del Barcelona con el gol del triunfo ante el Alavés
Celebración del Barcelona con el gol del triunfo ante el Alavés

El F.C Barcelona de Xavi Hernández acabó superando por la mínima y a escasos minutos del final al Deportivo Alavés en un partido muy frío donde los de Mendilibar merecieron más en los 90 minutos, pero la eficacia de los culés habló por sí misma. Tras la eliminación en Copa del Rey y la derrota en el Clásico de la Supercopa de España el Barcelona necesitaba alguna alegría. El ambiente al igual que el césped de Mendizorroza era frío y hostil para un Barcelona que quería remar hacia la Champions.

El Alavés, en puestos de descenso y con 9 partidos seguidos sin conocer la victoria salió cauto y precavido ante un Barcelona que aceptó la propuesta de los locales y se hizo con el peso del partido y del balón. De esta manera pasaba el partido pasaba sin pena ni gloria por la primera parte, con dominio del Barça pero sin ocasiones.

En la segunda parte el Alavés despertó y recordó que sin atacar no se ganan los partidos, poniendo un puntito más de agresividad a las acciones, una escala de intensidad que bien le podría haber servido para llevarse el gato al agua. Joselu tuvo alguna que otra clara ocasión a la contra con los buenos centros de sus compañeros al área, pero la definición no fue la mejor del mundo para el delantero que o cabeceaba al muñeco o mandaba el balón fuera tras intentar colocarla.

El Barcelona, muy plano de ideas y escaso de peligro siguió intentando atacar, con una fragilidad defensiva sorprendente ante un Alavés que salía bien a la contra, pero que demostraba por qué lleva 9 jornadas sin ganar de cara a la portería. Finalmente llegó la jugada decisiva, en un partido que parecía que se iba al pitido final con 0 a 0, un buen pase de Jordi Alba al desmarque de Ferrán Torres abría la jugada del gol.

El fichaje invernal tras su buen movimiento la dejó en un bonito pase de la muerte a Frenkie De Jong que con la mirada engañó al portero y cruzó la pelota hacia el lado contrario a donde se tiró. Así, sin mucho peligro o buen fútbol, el Barcelona rascó unos valiosos 3 puntos para acercarse a la zona Champions, mientras que el Alavés sigue con su racha de, ahora, 10 jornadas sin vencer dentro de los puestos de descenso.

Frenkie De Jong salva a un pobre Barcelona de la congelación en Vitoria
Comentarios