sábado. 22.06.2024

El baloncesto nacional se ha vuelto a reunir en Sevilla para coger la segunda gala histórica del Hall of Fame de España, el cual fue celebrado en el Estadio de la Cartuja de la capital andaluza. Allí, la velada fue protagonizada por jugadores y jugadoras legendarias del baloncesto español, que serían los componentes de esa segunda promoción del Hall of Fame, además de contar con directivos, periodistas y entrenadores.

Había muchos protagonistas, pero todos los ojos estaban centrados en el pívot cordobés, Felipe Reyes, que compartirá rango de Hall of Fame con figuras como Pau Gasol, quien entró en el Hall of Fame de la NBA este mismo año; Luis Scola, Pepu Hernández, Laia Palau, Fernando Romay, Dirk Nowitzki o Bozidar Maljkovic. Nombres que ya tienen su nombre guardado en la eternidad del deporte.

El cordobés firmó los mejores momentos de su carrera en el Real Madrid y la selección española, siendo uno de los mejores reboteadores de todo el continente europeo. Hoy, el jugador califa recibía el reconocimiento de las manos de uno de sus eternos compañeros, y ahora presidente de la FIBA, Jorge Garbajosa. 

“Para mí hoy es un día muy especial, me siento muy orgulloso de entrar en el Hall of Fame junto a grandes compañeros y rivales que me hicieron mejorar, como Luis Scola, Pau, amigo, con el que he compartido momentos muy bonitos”. El cordobés, agradeció “a la FEB por dejarme estar aquí, y a mi amigo Jorge, mi compañero de habitación tantos años, me ha emocionado mucho que haya sido él quien me haya entregado este reconocimiento”.

El pívot tuvo tiempo para aordarse de los más importantes, su familia, esposa, hijos y amigos, que le han apoyado a lo largo de su carrrera, y ahora al final de la misma.

Felipe Reyes pasa a formar parte del 'Hall of Fame' del baloncesto español