martes. 21.05.2024

Debut agridulce del Barcelona en la Liga, ante un bien plantado Rayo Vallecano, que supo aguantar las duras acometidas de los blaugranas. El fútbol mágico de los últimos partidos de la pretemporada no apareció, para un Barcelona que no fue capaz de anotar un gol en la vuelta oficial al Spotify Camp Nou.

Y eso que tuvo ocasiones de sobra para ponerse por delante pues, mal juego no tuvieron los once hombres de Xavi Hernández, un buen movimiento de balón, pero pecando de poca profundidad, como le ocurría en tramos de la temporada pasada. Una profundidad que si se dió en el primer tanto anulado para los culés. Dembelé se durmió un poco a la hora de asistir a Lewandowski, que se metió en posición adelantada. Hernández Hernández señaló fuera de juego tras la revisión y el partido siguió su curso.

El Barcelona donde más peligro creaba era por banda derecha donde, el nuevo fichaje culé, Raphinha. El extremo brasileño fue de lo mejorcito del Barcelona, dando varios sustos al conjunto Vallecano que se dedicó en gran parte del partido a defender las numerosas embestidas de los locales. 

Exceptuando al brasileño, el partido era tosco, espeso y algo trabado, sin mucha creatividad de los hombres habituales en la sala de máquinas del Barcelona. Ni Gavi, ni Pedri tuvieron su mejor día, siendo este último retirado, preocupando a la grada azulgrana debido a unas molestias. En un partido lleno de debuts, el que apareció para dar algo más de vida al Barça fue Frenkie De Jong, el cual podría estar firmando su último baile con el club catalán.

El holandés fue un soplo de aire fresco para el juego del Barcelona que se vio algo parado y truncado, sobre todo, tras el cambio de banda de Raphinha a la izquierda, para que Dembelé jugase por la derecha, su banda más habitual. El gol no llegaba para el Barcelona, lo que sí llegó fue el susto, pues Álvaro García, en una gran contra rapidísima por banda izquierda, después de dejar tirado en el suelo a Araujo con un gran recorte, casi adelanta al Rayo, de no ser por el salvador Marc André Ter Stegen.

El Barcelona aún tuvo tiempo para anotar un segundo gol anulado por fuera de juego, antes de un final de partido algo extraño y largo. Busquets pecó de inocencia y con un codazo a Falcao, cayendo en las provocaciones del delantero colombiano, obtuvo su segunda amarilla, dejando al Barcelona con 10, para una recta final muy parada, con poco fútbol y pérdidas de tiempo. 

Finalmente, el Barcelona no fue capaz de arrancar la temporada con buen pie como se podría haber esperado teniendo en cuenta su final de pretemporada. Lewandowski no anotó en la primera jornada de liga después de 8 años consecutivos haciéndolo, y es que las palancas económicas no meten goles

El FC Barcelona pincha en la primera jornada de LaLiga