miércoles. 29.05.2024

Comienza una nueva temporada de La Liga EA Sports, y tanto FC Barcelona como Real Madrid jugaron sus respectivos debuts, con resultados como sensaciones bastante dispares entre ambos, con un Barcelona que no fue capaz de meterle mano a un rocoso y rudo Getafe, mientras que el Real Madrid, sólidamente, se impuso en la Catedral de San Mamés al Athletic Club, con gol del debutante Bellingham, a pesar de la terrible lesión de Courtois.

El Fortín del Alfonso Pérez

El FC Barcelona salió al césped del sur de Madrid con su once de gala, con la intención de sacar los primeros tres puntos de la campaña, ante un Getafe de Bordalás, que no ha concedido ni una sola victoria al conjunto culé en casa desde la llegada de Xavi. Y ayer no iba a ser una excepción, el ritmo físico con muchas trabas al juego y una defensa rocosa por parte de los azulones impidieron el juego vistoso y de toque del Barcelona.

Un Barcelona que se quedaría con 10 en el minuto 42, tras la expulsión de Raphinha. El brasileño sucumbió a la impotencia, en un partido donde no le estaban saliendo las cosas, soltando un codazo de roja directa a Gastón Álvarez. No sería la única expulsión del partido, pues el Getafe también se quedó con un hombre menos, tras la doble amarilla a Jaime Mata.

La protestada mano de Gavi
La protestada mano de Gavi

El partido no fue cómodo para el Barcelona que no supo gestionar la defensa intensa del Getafe, sin encontrar claros espacios, con un Pedri anulado completamente por Djené. Xavi intentó cambiar la dinámica con la entrada de los jóvenes, como hizo en el Gamper, pero no le funcionó la misma.

Polémico final y descuentos eternos

A pesar del mal partido y juego de los azulgrana, el árbitro pudo haber pitado en el tiempo de descuento un penalti sobre Araujo, que podría haber dado el encuentro a los culés. Soto Grado acudió a revisar la jugada en el VAR y vio una rigurosa mano de Gavi, previa a la infracción, por lo que el partido finalizó sin pena máxima y en un empate que sabe poco en Can Barça.

Xavi, que fue expulsado por protestar, salió caliente a rueda de prensa, catalogando de "vergüenza" que este tipo de manos se continúen pitando, excusando su empate en la polémica del posible penalti final. Unas declaraciones que podrían costarle una sanción al técnico catalán.

Debut catedralicio

Por su parte, el Real Madrid llegaba a la catedral de San Mamés con un equipo mermado, tras la terrible lesión de Thibaut Courtois previa al partido, y que le hará perderse toda la temporada. Un conjunto blanco con dudas en el sistema y que venía de dos derrotas seguidas en pretemporada.

Las dudas fueron acalladas por Ancelotti nada más comenzar el encuentro. El conjunto merengue, con un centro del campo de juventud, con Camavinga, Tchouameni y Fede Valverde, dejaba a Kroos y Modric en el banquillo, para ser más físicos y veloces, jugando con rápidas transiciones, con la nueva estrella, Bellingham como enganche con la delantera.

Celebración de Bellingham ante el Athletic Club
Celebración de Bellingham ante el Athletic Club

El joven inglés de tan solo 19 años, se estrenó con el Madrid en partido oficial, y lo hizo por todo lo alto, con un tanto que le estrenaba como goleador. El inglés selló un marcador que previamente abrió Rodrygo, tras una gran recuperación de Carvajal dentro del área del Athletic.

La enfermería blanca empieza a llenarse

La mala noticia de la noche la protagonizó la terrible lesión de Militao. El central brasileño acabó rompiéndose el cruzado de la rodilla izquierda en un balón dividido, al igual que Courtois, y se perderá toda la temporada. Esta lesión se suma a las de Mendy, Arda Güller y Ceballos, en un duro inicio de temporada para los merengues, que ven su enfermería llena y han perdido dos efectivos muy importantes para los objetivos de la temporada.

El Barcelona de las excusas y el Real Madrid de las soluciones