domingo. 16.06.2024

La alegría del liderato conseguido el pasado sábado podría durarle poco al FC Barcelona que, fue incapaz de pasar del empate ante un combativo Mallorca en Son Moix, que aprovechó los cambios en la defensa frágil de los blaugranas. Y es que el equipo de Xavi está lejos de mostrar un nivel defensivo como el de la pasada campaña, que le dieron puntos en campos complicados como el de los baleares, donde antes ganaban por la mínima.

El equipo bermellón fue quien, con una gran presión a la salida del balón culé provocó un error, poco habitual, en Ter Stegen, entregando el balón para Antonio Sánchez, que a la segunda, tras un rebote de Araujo, habilitó al pirata Miriqi dentro del área, infalible, para poner el muy temprano 1-0 en el marcador, en el minuto 8 de encuentro.

El Barcelona tendría que remar con esta situación adversa durante la primera parte, donde Raphinha, destacó como la estrella de los blaugranas, siendo desbordante en el uno contra uno, y protagonizando la mayor cantidad de ocasiones de los de Xavi. Sería el propio Raphinha quién, con un golazo desde fuera del área, batiría a Rajković raso, poniendo el empate en el 41.

El partido parecería que acabaría yéndose con el empate al túnel de vestuarios, pero el juego directo del Mallorca estaba siendo un constante incordio para los blaugranas, y en el descuento de la primera mitad lo volvería a demostrar. En un saque largo de Rajković, peinaría Muriqi en una preciosa jugada de tiralíneas, dejando en un mano a mano a Abdón Prats que, con clase, se la picaría a Ter Stegen, ante la pasiva mirada de la defensa culé.

El Barcelona de los revulsivos

Tras el descanso, el panorama no varió demasiado y el encuentro casi siempre tuvo la misma dirección. Joao Felix se topó con el palo en su intento de hacer el empate y Xavi, que no había hecho cambios de inicio, no tardó en meter más 'artillería' con Lewandowski y el joven Lamine Yamal. El extremo metió el medio en su primera arrancada, que acabó en penalti señalado por Muñiz Ruiz, anulado tras la consulta en el monitor.

Los cambios surtieron efecto y el conjunto mallorquinista se fue echando cada vez más atrás. El dominio del campeón tuvo premio en forma de empate después de una bonita jugada colectiva entre Yamal, Raphinha y Lewandowski desde el lado derecho que culminó el canterano Fermín Sánchez. Quedaba un cuarto de hora más el añadido para firmar una nueva remontada, pero el Mallorca no sólo se defendió bien sino que además tuvo las dos mejores para haberse llevado los tres puntos en las botas de un desacertado Cyle Larin.

El FC Barcelona no consigue blindar su liderato en Son Moix