jueves 20/1/22

España solo tiene un objetivo: ganar

La Selección Española buscará su primera victoria en la fase de grupos para alcanzar los octavos de final. España depende de sí misma para ser eliminada o para pasar como primera, segunda o tercera
Twitter: @SeFutbol
Twitter: @SeFutbol

La Selección Española se mide a Eslovaquia en un encuentro decisivo que le dará o no el pase a los octavos de final. España depende de sí misma. El partido tendrá lugar en el Estadio de La Cartuja a las 18:00 horas y será retransmitido por Telecinco.

Los de Luis Enrique no le quedan otra que ganar. España llega al último partido de la fase de grupos del torneo continental sin haber hecho los deberes. Tras sus empates ante Suecia (0-0) y Polonia (1-1), el combinado que dirige Luis Enrique Martínez llega a este encuentro todavía dependiendo de sí mismo, pero con la presión añadida de que sólo le vale un triunfo ante un rival al que le valdrá seguramente un punto.

Si gana, no dependería de nadie e incluso podría ser primera si Suecia no puede con Polonia, mientras que si empata, necesitará que los polacos no ganen para no quedar eliminada y pasaría como tercera, ya que tiene mejor 'average' que Ucrania y Finlandia.

Para cumplir con el objetivo, Luis Enrique introducirá cambios para tener la mayor frescura de inicio para dotar de mejor ritmo ofensivo a una posesión que se presume mayoritaria y para buscar los pocos huecos que Eslovaquia dejará por el centro y entre líneas. Es posible que en este once sea novedad la vuelta de Busquets, quien se perdió el primer encuentro por positivo covid.

Eslovaquia llega con tres valiosos puntos. Con un pie más dentro que fuera. Todo depende de lo que haga en el encuentro de esta tarde ante España. Con un simple empate ya lograría la clasificación para octavos de final.

 

POSIBLES ALINEACIONES.

ESLOVAQUIA: Dúbravka; Pekarík, Satka, Skriniar, Hubocan; Kucka, Hrosovsky; Haraslín, Hamsík, Mak; y Duda.

ESPAÑA: Unai Simón; Azpilicueta, Laporte, Pau Torres, Jordi Alba; Thiago, Busquets, Fabián; Gerard Moreno, Morata y Oyarzabal.

España solo tiene un objetivo: ganar
Comentarios