domingo 05.07.2020

Numerosos deportistas muestran su indignación por la muerte de George Floyd

Agente policial, Derek Chauvin, quién mató a George Floyd. AS
Agente policial, Derek Chauvin, quién mató a George Floyd. AS

¿Lo entiendes ahora o sigues viendo borroso? Permanece despierto”. LeBron James acompañó este mensaje en su cuenta en Instagram de un montaje con dos imágenes. En una se veía al policía de Minneapolis con la rodilla encima del cuello de George Floyd, el ciudadano afroamericano cuya muerte a manos del agente del orden ha provocado una oleada de protestas e incidentes en Estados Unidos. En la otra se ve al exquarterback de los 49ers de San Francisco Colin Kaepernick arrodillado antes de un partido durante la entonación del himno de Estados Unidos. Gesto que le catapultó a la fama y que le convirtió en un icono mientras era repudiado por todos los equipos de la NFL. James y Kaepernick han tomado claramente partido como grandes caras visibles de los deportistas tras el último episodio de violencia policial contra afroamericanos.

La Vanguardia asegura que Kaepernick ha creado una fundación para ayudar a las personas que sean detenidas en las revueltas y ha declarado que les pagará los abogados. “En la lucha por la liberación siempre hay represalias. Debemos proteger a nuestros Freedom Fighter. Comenzamos una iniciativa de defensa legal para dar representación legal a Freedom Fighters en Minneapolis”, anunció. El exjugador no se quedó ahí y añadió: “Cuando los actos cívicos nos conducen a la muerte, las revueltas son la única reacción lógica. Los llamados de paz caerán, y cuando lo hagan encontrarán oídos sordos, porque tu violencia ha traído esta resistencia. Tenemos el derecho de volver a pelear. Descansa, George Floyd”. Su gesto de arrodillarse fue imitado ayer por el futbolista del Borussia Mönchengladbach Marcus Thuram, que celebró así su gol. Es hijo del exazulgrana Lilian Thuram, un abanderado de la lucha contra el racismo.

Pero James, dentro de una NBA siempre más progresista y sensible a estos asuntos que la conservadora NFL, y Kaerpernick no han sido los únicos ni mucho menos en exponer su postura de forma cristalina. Un clásico defensor de los derechos civiles, porque los viene reivindicando desde la década de los 60, es el exbaloncestista Kareem Abdul Jabbar, que escribió un durísimo artículo en Los Angeles Times. “Morimos a un ritmo mucho más alto que los blancos, somos los primeros que perdemos nuestros trabajos y vemos indefensos cómo los republicanos tratan de cambiar las normas para que no votemos. Parece que se ha abierto la temporada de caza de negros y el presidente (Donald) Trump lo dejó claro cuando llamó matones a los manifestantes y dijo que se disparará a los saqueadores. El racismo en América es como polvo en el aire: no se ve, aunque te esté asfixiando. El virus del racismo que infecta al país es más mortal que el coronavirus”, manifestó el expívot. El artículo veía la luz mientras se conocía que el escolta de los Boston Celtics Jayleen Brown había conducido durante 15 horas para llegar a Atlanta y liderar una protesta contra la muerte de Floyd.

Según La Vanguardia,también conocidos personajes del deporte americano de etnia blanca han mostrado su repulsa. En este sentido, uno de los primeros en hacerlo fue el entrenador de los Golden State Warriors, Steve Kerr, que posteriormente arremetió contra el presidente Trump. "Los racistas no deberían ser presidentes", explotó el técnico después de que el dirigente llamara “matones” a los manifestantes. Cabe recordar que los Warriors de Kerr se negaron a visitar la Casa Blanca tras coronarse como campeones. La futbolista Alex Morgan, también blanca, se preguntó en voz alta: “¿Cuándo serán tratados y respetados por igual los ciudadanos de Estados Unidos sea cual sea su raza o género?”.

Más impactante fue el vídeo de la promesa del tenis mundial, la afroamericana Coco Gauff. La joven empleó el lema “uso mi voz para luchar contra el racismo. ¿Usarás la tuya?”. Después dio pasó a unas imágenes con fotos de Floyd y otras víctimas negras y al final se preguntó: “¿Seré yo el próximo nombre?”.

El extenista Yannick Noah y el delantero de Paris Saint-Germain Kylian Mbappe se han unido a todas estas voces para exigir justicia por la muerte de George Floyd.”#JusticeForGeorge” (Justicia por George) ha sido el mensaje de Mbappe en su cuenta de Twitter. Mientras, Noah ha publicado una foto en Instagram en la que lleva una camiseta con las inscripciones “No puedo respirar”, frase que Floyd gritaba mientras le aprisionaban la garganta con la rodilla, y que se ha convertido en el eslogan de los manifestantes estadounidenses que protestan por este suceso, y #JusticeForGeorgeFloyd. El exjugador de tenis también escribió unas palabras: “¡¡¡Basta!!! No basta con no ser racistas, ¡tenemos que ser antirracistas! ¡Grítalo fuerte!.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

✊🏿✊🏾✊🏽✊🏼✊🏻

Una publicación compartida de FC Barcelona (from 🏠) (@fcbarcelona) el

“El racismo, como una forma de discriminación que busca degradar y marginar a las personas debido a su género, orientación sexual, origen o color de piel, es una pandemia que nos afecta a todos. En el Barça, no dejaremos de combatirlo. Este es también nuestro compromiso”, aseguró en comunicado el Barça, que ha querido sumarse a los cientos de miles de mensajes contra el racismo. El club azulgrana, siempre comprometido con los valores del respeto y la sociedad, ha lanzado un mensaje contundente en su compromiso en la lucha contra el racismo.

Comentarios