jueves. 20.06.2024

Cuando todo parecía viento en popa a toda vela, el Córdoba vuelve a dispararse en el pie, con una nueva derrota, con las mismas malas sensaciones y errores con los que finalizaron el 2022. Los de Germán Crespo estaban condicionados y obligados a ganar, tras la victoria del Alcorcón en casa ante otro rival directo, el Deportivo de la Coruña. El pinchazo llega justo en el último partido de la primera vuelta, quitando el honorífico de campeón de invierno a los blanquiverdes.

La absurda y merecida expulsión de Simo condicionó por completo todo el partido, lastrando al conjunto califal para el resto del partido, aunque las sensaciones de los hombres de Germán Crespo no eran del todo buenas antes de la misma. En un encuentro donde, los cero puntos son lo de menos, en comparación con el juego con poca brillantez, al contrario que en el comienzo de la temporada.

Desde los primeros compases, el partido se intuía poco sencillo para el conjunto califal, ante una Balona con mucha actitud y ganas de ir a por el partido. Una Balona agresiva en la presión y muy solidario en las ayudas defensivas. Una actividad frenética que incomodó al Córdoba que no se supo encontrar sobre el césped. 

Un fogonazo fue necesario para que los de Germán Crespo se activasen y comenzaran a dar mejores sensaciones. Willy Ledesma peleó hasta la extenuación un balón para quedar ante el meta visitante en el mano a mano, pero a la hora de la verdad, se la cedió a Carracedo, que la mandó alta. Pero cuando mejor estaba, Simo cometió una infantil acción, soltando el brazo a Loren, siendo objeto de cartulina roja, y dejando con uno menos a los de Germán Crespo.

A raíz de la expulsión, el partido cambió por completo con una Balona más sólida defensivamente, y un Córdoba que veía con otros ojos el empate en casa. La victoria parecía ya una utopía, pero el destino reservaba al Córdoba un cruel giro de guion. En uno de sus pocos ataques del segundo acto, la Balona se llevó el duelo con un cabezazo de Toni García tras un gran centro de Loren, que superó a la zaga blanquiverde y facilitó el remate de su compañero para llevar la zozobra a la grada de El Arcángel.

El Córdoba pierde el liderato ante la Real Balompédica Linense en el descuento