martes. 27.02.2024

El derbi andaluz no defraudó a los casi dos mil espectadores que se dieron cita en Vista Alegre. Prueba de ello, su frenético inicio. Damián Mareco, a los 40 segundos de partido, y tras una acertada subida de Víctor en ataque, adelantó a los blanquiverdes, si bien la alegría duró muy poco en el seno califal. Míchel, en el tres de juego, empató la contienda para los del Santo Reino. Imposible ofrecer más en tan poco tiempo.

Pese al golpe psicológico, los de Josan no se amilanaron en ningún momento, protagonizando las mejores opciones para volver a desnivelar la contienda. Pulinho, en dos ocasiones, Zequi, tras pase de Antoniazzi, y Guilherme, con un chut de diestra que se marchó desviado, pudieron poner nuevamente antes del ecuador de acto a los ribereños por delante. Igualmente nítida fue la protagonizada por Víctor en el 11’ de envite en una de sus muchas incorporaciones a campo rival. Merecía, sin lugar a dudas, mucha mejor suerte el cuadro local en Vista Alegre.

El premio al mejor hacer blanquiverde llegó en el 14’ de partido. Zequi puso el 2-1 tras una jugada de estrategia en una falta sacada por Antoniazzi muy cerca de la frontal del área jienense. La rabia en la celebración lo decía absolutamente todo. Volvía a mandar el que, simplemente, más lo buscaba sobre la pista gris de la RFEF. Poco después, y en una contra comandada por Mareco, Guilherme pudo ampliar diferencias, pero Espíndola lo evitó. No erró, sin embargo, en la siguiente acción el Jaén Paraíso Interior. Dani Zurdo, en el 17’, puso el 2-2 tras un gran gesto técnico de espaldas a portería. Pero no estaba todo dicho en este primer acto. Muhammad, en el último minuto, acertó con la portería visitante, poniendo un justo 3-2 al descanso.

A la vuelta de vestuarios se vio a un Jaén Paraíso Interior algo más incisivo. Así llegó el gol del exblanquiverde Pablo del Moral en el 26’ de encuentro. El madrileño, tras una posible falta sobre Perin, recorrió medio campo de manera vertiginosa y puso el empate a tres merced a un gran disparo desde media distancia. Partido nuevo en Vista Alegre.

Pero al igual que ocurrió en el primer periodo, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se creció ante la adversidad. Está impreso en su ADN. Así, al filo de la media hora de juego, los de Josan gozaron de dos grandes ocasiones de gol. La primera, tras una acción individual del canterano Joaqui; la segunda, con un disparo de Muhammad que se estrelló en la madera. La suerte le era esquiva a los cordobesistas en la fase clave del choque.

Y lo mejor llegó en el último minuto. No podía ser de otra forma, tirando nuevamente de épica. Perin, al filo del último minuto de juego, y cuando los de Dani Rodríguez jugaban de cinco, aprovecho un error en la circulación de los del Santo Reino para robar en la medular y hacer el definitivo 4-3 a puerta vacía. El triunfo sitúa a los de Josan en quinta posición con diez puntos.

El Córdoba Patrimonio se mantiene al alza en un trepidante derbi andaluz