martes. 23.04.2024

A lo grande. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad logró una importante victoria en la matinal del domingo tras doblegar con contundencia en el Olivo Arena al Jaén Paraíso Interior por 4-6. Los de Josan González, letales de cara a portería, dieron un importante golpe sobre la mesa y dejaron apartada su pequeña crisis de resultados. La victoria, primera en dicho pabellón, otorga un importante balón de oxígeno a los cordobesistas, que alejan el descenso a seis puntos, siete si tenemos en cuanta el gol average particular con el Noia Portus Apóstoli.

La igualdad fue la tónica predominante en los compases iniciales del duelo si bien la primera gran ocasión del partido tuvo color amarillo. Taborda, tras robo a Víctor cuando el meta se hallaba en posiciones ofensivas, pudo adelantar a los jienenses en el cuatro de juego. Mykytiuk, bajo palos, lo evitó. Precisamente, el jugador ucraniano, en la siguiente acción, pudo romper el empate tras sendos disparos en posición franca ante Dudu.

Rebasado el ecuador, enorme golpe sobre la mesa del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Dos goles en apenas un minuto silenciaron al Olivo Arena. El primero de ellos, una auténtica obra de arte de Muhammad. El tailandés, en una maniobra propia de un pívot de calidad, recibió de espaldas, se giró ante Dani Zurdo y batió a Dudu de un tremendo zurdazo. Segundos después, y con los de Dani Rodríguez noqueados, Zequi puso el 0-2 tras contra de manual y asistencia del propio Muhammad. Corría el 12’ de juego.

Pero el festival de efectividad cordobesista no cesó ahí. Con Huguinho ya en el banquillo lesionado tras una dura entrada de César, Pulinho ahondó en la herida local con el 0-3. El brasileño, tras pase de su compatriota kauê, hizo el 0-3 en el 14’ de envite tras una meteórica contra. Con dicha sustanciosa ventaja califal en el electrónica se llegó al tiempo de descanso.

A la vuelta de vestuarios, y en uno de los pocos errores de concentración de los de Josan en todo el partido, Alan Brandi redujo diferencias a los 12 segundos de la reanudación. El Olivo Arena despertó… Aunque por poco tiempo. Pulinho, en el 23’, logró el cuarto de su equipo, segundo de su cuenta particular, tras recoger un rechazo en la frontal del área tras un saque desde la esquina. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad frenaba algo el intento de reacción de los del Santo Reino. Pero ni mucho menos estaba todo dicho. Aún quedaba mucha tela por cortar sobre el parqué, más si cabe tras el tanto de Joao Salla al filo del ecuador de segundo periodo.

A raíz de ahí, lo esperado. Los de Dani Rodríguez apretaron el acelerador en busca del empate. El sufrimiento, aumentó. Y más aún cuando desde el 33’ de choque los amarillos comenzaron a jugar de cinco en acciones ofensivas. Precisamente en una de ellas, y cuando peor lo pasaban los ribereños, Mykytiuk robó en la medular, recorrió medio campo e hizo el quinto. Merecido premio a la gran actuación del ucraniano.

En el tramo final, intercambio de golpes. Alan Brandi puso algo de emoción en los últimos minutos, si bien Fabio, tras una parada cuando los anfitriones estaban volcados jugando de cinco, se encargó de enfriar el ambiente. Para el anecdotario, el tanto de Dani Zurdo en el último minuto. Los puntos ya estaban rumbo a Córdoba.

El Córdoba Patrimonio doblega al Jaén FS en el derbi andaluz