martes. 27.02.2024
El primer acto en el Agustín Mourís dejó a las claras el buen hacer del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Los de Josan, sólidos en labores defensivas e incisivos a la contra, entraron mejor en el duelo. Premio a su buen hacer, el tanto de Lucas Perin en el nueve de juego. El brasileño, tras asistencia de Muhammad, batió a Henrique tras una gran definición. Casi a renglón seguido, y en el mejor tramo de juego califal, el propio Muhammad pudo ampliar diferencias, si bien se topó con un inspirado meta local.

Rebasado el ecuador de acto, y con un cuadro andaluz condicionado por una posible penalización de lanzamiento de diez metros, los gallegos pudieron empatar la contienda merced, concretamente, a un doble penalti. Pero apareció, al igual que hace siete días en Vista Alegre, Fabio, que despejó con el hombre el lanzamiento de Edu Jabá. Impresionante la actuación del meta madrileño, inconmensurable bajo palos.

En la recta final de primer tiempo pudo pasar cualquier cosa. Ambos equipos tuvieron sus opciones para ampliar diferencias, caso de Perin, Zequi o Báez, o empatar la contienda, con Rufino como protagonista en el plantel noyés. No erró en el 18’ de envite, sin embargo, Power. El argentino, tras una buena acción técnica, igualó el choque con un buen chut de diestra ante el que nada pudo hacer Fabio. Con tablas en el marcador se llegó al descanso en el Agustín Mourís.

La reanudación no pudo traer aparejada mejores noticias. Tras los avisos de Zequi y Báez, Mareco adelantó nuevamente a los de Josan tras recoger un rechazo de Henrique tras disparo de Víctor. Enorme el disparo del paraguayo para helar el Agustín Mourís de Noia. Apenas sin tiempo para reacción, Muhammad hizo el tercer tanto de los blanquvierdes tras recibir, revolverse y buscarse hueco para el disparo de zurda. El 1-3, una realidad en el electrónico cuando se sobrepasaba el 24’ de juego.

Pero nadie dijo que fuera a ser fácil. Una mala gestión de las faltas provocó que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad sufriera dos dobles penaltis en contra cuando ni tan siquiera se había llegado al 27’ de partido. Por suerte, ni Pirata ni Edu Jabá estuvieron finos ante Fabio, enviando sus lanzamientos desde los diez metros fuera. En la recta final, fue Attos el que tampoco atinó desde el doble penalti, si bien Power, tras la novena falta de los califales, puso un emocionante 2-3 en el 39’ de juego. Por suerte para los intereses califales, Perin, a falta de seis segundos para el final, puso el definitivo, y justo, 2-4 al materializar otro doble penalti, el primer a favor de los de Josan. Sobrio encuentro de los cordobesistas que no merecieron otro premio en tierras gallegas que los tres puntos.

El Córdoba Patrimonio consigue su primera victoria de la temporada