jueves. 20.06.2024

La última acción a Simo había enturbiado el ambiente, pero con la reanudación se tranquilizó la situación. Los vestuarios ofrecieron un respiro tras una primera parte tensa, con un marcador insuficiente para un Córdoba CF que necesitaba ampliar su ventaja para dejar sin opciones al Atlético Baleares. A pesar del dominio del equipo local, las ocasiones de peligro no eran abundantes, y fue el conjunto balear el que tuvo una oportunidad importante a través de Nuha Marong, cuyo disparo fue detenido por Carlos Marín.

El partido no era una situación normal, como se evidenció justo antes del inicio. El Estadio Arcángel guardó un minuto de silencio en homenaje a la madre de uno de los jugadores, Alberto Toril, quien se ausentó del equipo por motivos personales. Esta situación recordó la importancia de la familia por encima de todo, y el equipo tuvo un motivo adicional para ganar.

A pesar de este impulso emocional, el Córdoba CF tuvo dificultades para encontrar espacios en el campo debido a la defensa compacta del Atlético Baleares. No obstante, en el minuto 20, Kuki Zalazar probó un disparo desde fuera del área que fue atajado por Ramón Vilá, pero Diarra aprovechó el rebote para marcar el primer gol del partido tras un centro de Lapeña.

Este gol cambió el rumbo del partido, ya que el Atlético Baleares se vio obligado a buscar el empate, dejando espacios en defensa. A pesar de algunos intentos de ambos equipos, el marcador no se movió más en la primera mitad. Sin embargo, un incidente entre Simo y David Navarro preocupó a los espectadores, aunque afortunadamente no resultó en lesiones graves.

La segunda mitad comenzó con un ambiente más tranquilo después del incidente. El Córdoba CF buscaba aumentar su ventaja, pero no lograba generar ocasiones claras de gol. Por otro lado, el Atlético Baleares intentaba aprovechar cualquier oportunidad para igualar el marcador, como un intento de Nuha Marong que fue detenido por Carlos Marín.

El Córdoba C.F vence al Atlético Baleares y acecha a la UD Ibiza