martes. 28.05.2024

Durante la noche del lunes, Madrid quedó teñida por los colores del equipo del país para celebrar el segundo triunfo de la selección española en el Mundial de fútbol, pero esta vez del femenino. A pesar de ser una de las noches más calurosas, 40.000 personas no dudaron en asistir al evento para agradecer y arropar el esfuerzo hecho por las chicas durante todo el campeonato. 

Sin quitarse la medalla y sin parar de enseñar y lanzar por los aires la merecidísima copa, la fiesta ya comenzó en el vestuario y siguió en el avión de vuelta a casa. Muchas jugadoras quisieron compartir su euforia con el resto de la gente a través de redes sociales. Algunas de ellas, no han dejado de bromear y de compartir su ilusión en sus perfiles de Instagram, como por ejemplo la capitana Jenni Hermoso que, parece ser que la medalla se ha convertido en una extensión de su cuerpo. 

 

Como de costumbre, una vez en Madrid las jugadoras se pasearon por sus calles en un autobús descapotable donde la gente podía ver y seguir a las jugadoras hasta el escenario donde se celebraría la esperada fiesta. Una vez allí, todas las jugadoras dedicaron unas palabras emotivas y de agradecimiento, entre ellas, Olga Carmona, la autora del gol que concedió a España la victoria. El discurso de esta jugadora llegó a emocionar a mucha gente ya que, frente a miles de personas, dedicó unas palabras a su padre, fallecido minutos antes de empezar el partido. 

 

El apoyo que ha recibido la jugadora ha sido numeroso, tanto por parte del público como por parte de la propia selección. La parte de los discursos se encargó de cerrarla la portera del equipo, haciendo un guiño a la famosa celebración de Pepe Reina. 

Sin duda, la noche de la celebración tuvo momentos de todo tipo, espectáculos, conciertos en los que las propias jugadoras se animaron a cantar, discursos emotivos, lágrimas de alegría y risas por parte de todos los que estaban allí celebrando.

La celebración de las Rojas en Madrid atrajo a unas 40.000 personas