miércoles. 28.02.2024

Mucho se especuló tras la precipitada salida de Iker Casillas del Real Madrid. Un abandono del club, a marchas forzadas, que aun reside en la memoria de los aficionados. Sin acto oficial y con una desconcertante rueda de prensa, su despedida en 2015 dejó un amargo sabor en el club.

Abandonada la capital de España, su carrera futbolística tuvo su continuación en el país vecino. Oporto se ha convertido en escenario para su vida durante los últimos cinco años. Una etapa cargada de momentos muy complicados, como el infarto que lo alejó de la actividad física, relegándolo al papel de enlace entre jugadores y directiva. Hace unos meses decidió aspirar a la presidencia de la Federación Española de Fútbol, una pretensión que quedó extinta por la pandemia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pocas veces hablé de mi salida del @realmadrid. Di una rueda de prensa en solitario, error, y me fui. 5 años han pasado ya desde entonces. 5 años que cruce la frontera que me llevó a nuestro país vecino: Portugal. Necesitaba volver a sentirme otro. Tener un nuevo ambiente, abandonar estar tan expuesto a la crítica y querer mejorar. Es así amigos, todos los jugadores (sean buenos o malos) quieren mejorar. Y para ello hay mejorar lo físico y lo mental. Y esto último era importante. En Oporto lo volví a sentir. Que no os cuenten otras cosas. Esta foto es de un Real Madrid vs Getafe, temporada 14/15. Yo ya sabía que iba a ser mi último partido. The Last Match. #iwillcomeback #madrid #buenasnochesmundo🌍

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

El regreso al club que ha marcado su biografía se convierte en uno de los grandes titulares del deporte español. A falta de concretar sus tareas, todo parece apuntar que llevará a cabo labores de asesoramiento, fechando el inicio en septiembre, con el comienzo de temporada.

Iker cumple así su promesa de volver, comunicada en su despedida. El cargo se convierte en una oportunidad para rescatar su figura como emblema del madridismo.

Iker Casillas en su etapa como jugador del Real Madrid. Instagram

El ya exjugador del Oporto siempre ha dedicado buenas palabras a la ciudad portuguesa. Hace unas semanas, remarcaba en un post de Instagram que necesitaba volver a sentirse otro. "Tener un nuevo ambiente, abandonar estar tan expuesto a la crítica y querer mejorar. Es así amigos, todos los jugadores (sean buenos o malos) quieren mejorar. Y para ello hay mejorar lo físico y lo mental. Y esto último era importante. En Oporto lo volví a sentir. Que no os cuenten otras cosas".

Ahora tendrá que regresar a la ciudad que abandonó cuando su hijo mayor tenía apenas un año; Oporto vio nacer a su hijo pequeño. Allí ha recibido el cariño de todo Portugal, pero ahora vuelve a su casa del brazo de una Sara Carbonero que progresa en su enfermedad. 

Casillas regresa al Real Madrid como asesor presidencial de Florentino Pérez