martes. 16.08.2022

El inesperado podio que nos dejó el último Gran Premio de Italia cambió las costumbres de los últimos tiempos. Una nueva era para la fórmula 1, donde Pierre Gasly, Carlos Sainz y Lance Stroll parecen implantar su reinado, dejando atrás la gloria de Mercedes, Red Bull o Ferrari. El triunvirato ha pasado a manos de coches negros, un factor que preocupa, y mucho, a los organizadores del espectáculo.

Buena culpa de que las carreras sean muy previsibles la tiene el sistema de clasificación. Desde el sábado se sabe que, con cierto margen, el ganador saldrá de entre los cinco primeros de la parrilla que queda configurada para el domingo, lo que unido a la superioridad de Lewis Hamilton y, en menor medida, de Valtteri Bottas, resta mucho factor sorpresa.

Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1 y exresponsable de Mercedes, ha sido claro: quieren que esto cambie. Uno de los grandes motivos por los que el GP de Italia fue una de las pruebas más divertidas del año es que no estaban los de siempre luchando por ganar, en buena medida por la sanción a Lewis Hamilton por entrar en boxes cuando estaba el pitlane cerrado. 

Dicho de otro modo: las carreras ganan en entretenimiento si no están los Mercedes ahora, como ocurría hace unos años con el Red Bull de Sebastian Vettel y hace algunos lustros con la Ferrari de Michael Schumacher.

Entre las propuestas que tienen sobre la mesa, una ya se está usando en las carreras de F2: las parrillas invertidas. La categoría de plata de la F1 cuenta con dos carreras cada fin de semana, una larga el sábado y otra más corta al sprint el domingo. Para la primera, se hace una clasificación al uso el viernes, pero para la segunda se invierte el orden de los 8 primeros que acabaron el sábado. Así, en teoría, los grandes favoritos tienen que sudar más para mantener su dominio.

Esta idea ya estuvo muy cerca de estrenarse en este 2020, precisamente en Monza, según confiesa Brawn. 

"Desafortunadamente, no pudimos ir adelante, pero el concepto es algo en lo que nosotros y la FIA queremos trabajar en los próximos meses y discutir con los equipos para el próximo año. Creemos que la carrera del domingo mostró la emoción que una parrilla mezclada puede desarrollar y con los coches del año que viene siendo los mismos que este, nuestros fans podrían estar tentados de ver el mismo drama que vimos este fin de semana en Monza", explica el exingeniero.

Parrillas invertidas: Las carreras de Fórmula 1 planean adoptar una revolucionaria norma
Comentarios