lunes. 27.06.2022
Real Madrid 2 - 0 Atlético de Madrid

La capital es blanca: El Real Madrid vence en el derbi madrileño

Los goles de Benzema y Asensio, ambos a pase de Vinicius Jr, sirvieron a los merengues para darle un golpe certero a La Liga y afianzarse en el liderato
Asensio junto a Vinicius y Jovic en la celebración del segundo gol
Asensio junto a Vinicius y Jovic en la celebración del segundo gol

La capital de España desprendía el aroma a fútbol que todos estábamos esperando. El derbi madrileño se volvía a jugar con público por primera vez desde la pandemia en el Santiago Bernabéu. El estado estaba lleno hasta la bandera de aficionados que no querían perderse esta bonita fiesta del fútbol.

Los de Ancelotti saltaban al campo con su once de gala, con la vuelta de Benzema tras su lesión y Asensio que parece haberle comido la tostada por el momento a Rodrygo. Por su parte, el Cholo Simeone dejaba a Joao Félix en el banquillo, el cual se rumorea que intentará abandonar el club esta temporada.

El balón comenzó a rodar en el Bernabéu con un conjunto colchonero bastante ofensivo y valiente en los primeros minutos de encuentro. Saliendo a presionar alto la salida de balón del Real Madrid y dificultando la circulación de la pelota. Los de Simeone tuvieron algunos acercamientos a la portería de Courtois pero, sin verdadero peligro. El Real Madrid empezó a acusar la falta de salida de balón, pero este Madrid aún sufriendo tiene gol.

A los 16 minutos de juego Modric, el que sería MVP del partido por su gran dominio del juego y del centro del campo, robó un balón en la construcción de jugada del Atlético. La contra sería letal, en cuatro toques Vinicius Jr encontró el hueco para centrar el balón a un Benzema rodeado de contrarios, los cuales ninguno le marcaban. El francés empaló el balón con una preciosa volea que batía a Oblak y colocaba el tempranero 1-0.

El Atlético de Madrid quedó algo tocado con el tanto, pues, cuando mejor estaban jugando los colchoneros fue cuando el Madrid se sacó la contra de la manga. El Madrid comenzó a dominar el partido y a sortear con mayor facilidad la presión de los hombres de Simeone. La gran salida de balón de los blancos dejaba en nada el trabajo físico de los colchoneros, que no sabían como atacar al Madrid.

No sería hasta el minuto 35 que el Atlético crearía peligro. En esta ocasión fue Griezmann, el que, con un gran disparo de falta a la escuadra, probó a Courtois. El belga se estiró despejando el balón con ambas manos en una gran parada. La posesión era para el Real Madrid y el Atlético no sabía como robársela, gracias al gran trabajo en circulación un día más de Luka Modric que parece que tiene 25 años. Vinicius tuvo la última antes del descanso tras un pase de Casemiro, Oblak hizo su trabajo y salvó el balón a córner.

Ya en la segunda parte, Jovic entró por Benzema, Ancelotti no quiere arriesgar con el francés que será clave en lo que queda de temporada. Por su parte, el Cholo sacó al césped a Joao Félix. El portugués revolucionaría a los colchoneros en los primeros minutos del segundo periodo poniendo en problemas a Courtois con un gran pase a Cunha, que el vería su disparo despejado por el belga.

El Atlético presionó y presionó, pero la gasolina tiene un límite, y el desgaste físico de los del Cholo les llevaría a cometer errores por la falta de intensidad y de oxígeno. Así fue como otro error del Atleti condenaría el partido a favor de los merengues. En un balón en largo a la posición de Jovic, Felipe se desposicionó dejando el hueco para Jovic. El delantero del Madrid cedió el balón a Vinicus que encontró a Asensio libre en la parte derecha del área. El mallorquín disparó al primer toque cruzando el balón lejos de las manos de Oblak poniendo así el definitivo 2-0.

Tras el gol, los colchoneros parecían totalmente rendidos. Dejaron de ir a por el partido y el Real Madrid durmió la ventaja con posesiones largas en un recital de pases, ayudas defensivas e intensidad de Luka Modric que jugaría los 90 minutos de encuentro en un estado de forma excepcional. El Madrid pudo meter el tercero tras un gran pase de Mendy a Vinicius. El brasileño no llegó a empujar la bola por poco. 

Finalmente los tres puntos se quedaron en el Santiago Bernabéu y el Real Madrid conseguía poner más tierra de por medio con sus perseguidores continuando en la punta de la tabla, sacando ya 18 puntos al F.C Barcelona y 13 al Atlético de Madrid. El segundo clasificado y perseguidor más cercano al líder es el Sevilla el cual está a 8 puntos del liderato con un partido menos. La liga empieza a coger color blanco. 

La capital es blanca: El Real Madrid vence en el derbi madrileño
Comentarios