viernes. 01.03.2024

En una emocionante jornada 14 de LaLiga EA Sports, el FC Barcelona se enfrentó al Rayo Vallecano, logrando un empate 1-1 en un partido lleno de acción y giros inesperados.

El retorno a la actividad liguera tras un parón por selecciones fue todo menos tranquilo para los culés, especialmente después de la grave lesión de Gavi. A pesar de enfrentarse al llamado 'virus FIFA', el Barcelona llegó al Estadio de Vallecas con todas las entradas vendidas y una afición dispuesta a arropar a su equipo frente al gigante blaugrana.

El primer tiempo dejó claro que el Rayo Vallecano no iba a dar tregua al Barcelona, especialmente para Xavi Hernández, quien aún no había logrado victorias en sus enfrentamientos con el equipo rayista. La primera mitad vio a un Barcelona espeso, luchando por encontrar espacios y conectar en el flanco izquierdo.

Con la dirección de João Cancelo y Lamine Yamal por la derecha, el Barcelona centró sus arreones hacia ese lado, pero se encontró con una férrea defensa por parte del Rayo. Un despeje deficiente en una falta lateral llevó al Rayo a tomar la delantera con Unai López aprovechando la oportunidad para el 1-0.

El regreso de vestuarios vio una mejora en el Barcelona, más por coraje que por calidad. Aunque hubo algunos intentos, los remates de cabeza de Ferran y Pedri apenas inquietaron al guardameta local, Dimitrievski. El fondo de banquillo azulgrana marcó un cambio de tendencia evidente cuando el Rayo empezó a acusar el cansancio.

En el minuto 82, un centro de Balde y la amenaza de Lewandowski llevaron al empate con un autogol de Lejeune. A pesar de algunos intentos en el tiempo de descuento, el Barcelona no logró cambiar el marcador, dejando una sensación agridulce. El Rayo, por su parte, se mantuvo en la zona noble de Primera División con 19 puntos, mientras que el Barcelona permaneció en el tercer lugar con 31 puntos.

El Barcelona de Xavi evita un pinchazo mayor en Vallecas