domingo. 16.06.2024

Batacazo del Granada en el partido aplazado correspondiente a la jornada 33 de LaLiga. El partido entre el FC Barcelona y los andaluces, pospuesto por la final de la Copa del Rey donde los culés alzaron el título ante el Athletic, tenía mucho en juego.

El Granada viajaba al Camp Nou para disputar un partido que podía decidir el devenir de la Liga. El Barcelona, si ganaba, se podría poner líder de la competición y de esta manera depender de sí mismo para alcanzar el título liguero. Por su parte, el Granada quería seguir con la buena temporada que están haciendo los chicos de Diego Martínez, peleando por intentar entrar en puestos europeos.

Los nazaríes llegaban a Barcelona con 9 bajas y siendo el equipo español que más partidos ha disputado esta temporada. Por su parte, Koeman cambiaba el once con el que venía jugando en sus últimos partidos y daba entrada a Umtiti acompañando a Piqué y metía a Ilaix Moriba en el centro del campo.

Con el pitido inicial ya pudimos ver el guion del partido. El Barcelona se hizo dueño y señor del balón y parecía que los visitantes iban a tener que sudar la gota gorda para intentar pelearle a los culés.

Los locales se acercaban a la portería defendida por Escandell, titular ante la ausencia de Rui Silva, pero sin mayor peligro. Después de que Griezmann probara al portero español en el primer tiro a puerta para el Barcelona, el francés iba a ser determinante minutos después.

Messi conectaba con ‘el principito’, que tras un magnífico control se zapa de la defensa del Granada para volver a ceder al argentino, que con un buen disparo cruzado ponía el primer gol en el marcador. Golazo de Messi, su 26º gol en Liga, que daba el liderato momentáneo a los catalanes.

Gol Messi.

A partir de ahí, los andaluces intentaron reaccionar tímidamente, pero el Barcelona no estaba dispuesto a conceder ningún error. Antes de llegar al descanso, de nuevo Messi tuvo el segundo para ampliar la ventaja en el marcador. Un pase magistral de Busquets deja sólo al delantero argentino, que tras un gran control se planta mano a mano con Escandell, quien evitaba con el pie que el balón alcance el fondo de la red. Ocasión desaprovechada por los azulgranas y jugadores al túnel de vestuarios.

Con el 1-0 arrancó la segunda mitad y los entrenadores no movieron ficha. El Barcelona salió dispuesto a ampliar la ventaja y gozó de varias llegadas para hacerlo, pero no generaron mucho peligro en la portería visitante.

Alcanzado el minuto 60 de partido, Diego Martínez dio entrada a Jorge Molina y Gonalons para intentar darle la vuelta al marcador. Y vaya que si lo hizo. Justo cuando apenas habían transcurrido tres minutos de los cambios, llegó el primer gol del Granada.

Luis Suárez recupera un balón y con un gran pase, y tras un mal despeje de Mingueza, el balón llega a Darwin Machís para que el venezolano supere por bajo la salida de Ter Stegen. Empataba el Granada el partido y el Barcelona ya no era líder del campeonato liguero.

A partir de ahí a los azulgranas les entraron las prisas, ya que veían cómo se les había complicado el partido y que de terminar así, ya no dependían de sí mismos para ganar la Liga.

Koeman, expulsado por el árbitro por una presunta protesta, decidió mover el banquillo para conseguir el gol que les diese la victoria. Entraron Dembelé y Pedri, suplentes en este partido, y se marcharon Mingueza y el canterano Moriba. El Granada también hizo una sustitución, dando entrada a Adrián Marín por el goleador Machis.

Minutos después de que se efectuaran los cambios, llegó el mayor revés para el Barcelona. El recién incorporado Marín ponía un centro al corazón del área y Jorge Molina, totalmente solo, cabeceaba el balón al fondo de la red. Remontaba el Granada y complicaba aún más las cosas para los culés.

E0NUiVYXMAEov9VGol Jorge Molina.

El Barcelona se lanzó al ataque, dispuesto a lograr el empate y sin nada ya que perder, pero el marcador no se movería hasta el pitido final. Victoria del Granada ante el FC Barcelona, que hunden las esperanzas de los azulgranas en la Liga.

Con esta derrota de los catalanes, el Atlético de Madrid sigue líder con 73 puntos y depende de sí mismo para alzar el trofeo liguero. El Barcelona se queda tercero, empatado a puntos con el Real Madrid pero con el golaveraje perdido, dos por encima del Sevilla, cuarto con 70 puntos.

Por su parte, el Granada suma otra gesta en esta temporada histórica y es octavo con 45 puntos, a cinco del Betis, sexto con 50 puntos y en puestos europeos.

El Barcelona cae ante el Granada (1-2) y ya no depende de sí mismo para ganar la Liga