sábado. 18.05.2024

Han pasado 40 años, casi medio siglo, y seis finales seguidas perdidas para que el Athletic de Bilbao vuelva a alzarse como campeón de la Copa del Rey (25º título), esta vez tras vencer al Mallorca de Javier Aguirre en la tanda de penaltis 1-1 (4-2). Los dirigidos por Valverde, liderados por Nico y el goleador Sancet (50'), igualaron el marcador después del golazo de Dani Rodríguez en la primera parte (21'), pero fue en la definición desde los 11 metros donde aseguraron la victoria en una noche memorable para el club.

La final resultó mucho más disputada de lo anticipado. El Athletic, considerado el favorito, sufrió en los primeros 45 minutos contra un Mallorca bien plantado, organizado y fiel a su estilo defensivo. A pesar de los esfuerzos de Nico Williams, el jugador más incisivo de los leones, el equipo balear se fue al descanso en ventaja tras el golazo de Dani Rodríguez.

Sin embargo, en la segunda mitad, el Athletic despertó. La charla de Valverde en el descanso revitalizó al equipo. Los vascos salieron con determinación y lograron igualar el marcador apenas cinco minutos después del reinicio del partido. Un pase magistral de Nico permitió a Sancet anotar y encender la llama del equipo bilbaíno.

Aunque el Athletic pareció poder sentenciar el partido en los primeros minutos del segundo tiempo, el Mallorca se mantuvo firme y resistió, demostrando la marca registrada del equipo de Aguirre. A partir de entonces, todas las oportunidades fueron para el Athletic, pero las ocasiones claras fueron escasas.

Con el partido empatado, la final se decidió en la tanda de penaltis, donde el Mallorca llevó el encuentro a su terreno. Sin embargo, fueron los lanzamientos desde el punto de penal los que decidieron el campeón. A pesar de los esfuerzos de los bermellones, los jugadores del Athletic fueron implacables desde los 11 metros, asegurando la victoria y llevando el ansiado título a Bilbao.

El Athletic Club gana su 25ª Copa del Rey en los penaltis ante el Mallorca