miércoles. 22.05.2024

Antonio Fernández Monterrubio cumple su primer aniversario al mando del Córdoba CF. Su nombramiento como nuevo CEO de la entidad blanquiverde tuvo lugar el 15 de mayo de 2023, apenas unas horas después de que se anunciara la salida de su predecesor en el cargo, Javier González Calvo, quien había dirigido el club desde finales de 2019 y había sentado las bases para la llegada de Infinity al Córdoba CF.

En su primer año al frente, Monterrubio ha marcado importantes diferencias con la gestión anterior en el club. Desde la gestión deportiva hasta la política de cantera, pasando por la esfera pública y la relación con los aficionados. La propiedad del club en Bahréin le encomendó la tarea de maximizar los recursos, reducir el déficit acumulado en las últimas temporadas y buscar el éxito deportivo con una inversión más prudente.

En el ámbito deportivo, Monterrubio ha cambiado significativamente la forma en que se trabaja en las oficinas del club. Su llegada generó rumores sobre la salida del director deportivo, Juanito, y del secretario técnico, Raúl Cámara. A pesar de las dudas iniciales, ambos mantuvieron sus puestos, aunque la dinámica de funcionamiento del club ha cambiado considerablemente desde entonces.

El propio Monterrubio dejó claro en su primera comparecencia ante los medios que tenía un papel mucho más activo en la planificación deportiva que su predecesor. El control del mercado de fichajes pasó a estar bajo su supervisión, con la creación de una comisión deportiva para proponer nombres y tomar decisiones.

En el ámbito de la cantera, se produjo un cambio importante. Se eliminó por completo la estructura existente en el club, prescindiendo de los directores de cantera y reduciendo el organigrama. El trabajo de las categorías inferiores pasó a estar bajo la dirección deportiva, con el apoyo de Javi Flores, quien también actúa como representante institucional del club.

En cuanto a la relación con la masa social, Monterrubio disolvió los anteriores órganos de representación de las peñas y creó un censo de peñas oficiales. Esta medida mejoró la comunicación entre el club y sus peñas y redujo las disputas entre diferentes colectivos peñísticos.

Sin embargo, quedan tareas pendientes. Una de las más urgentes es resolver la falta de un título que acredite la cesión de El Arcángel por parte del Ayuntamiento. En lugar de impulsar un proyecto de remodelación integral, Monterrubio busca un entendimiento previo con el Consistorio mediante un pliego de cesión.

Junto a esto, la construcción de una nueva Ciudad Deportiva sigue siendo una asignatura pendiente. Su realización parece lejana y dependerá en gran medida del éxito deportivo del club.

En resumen, Monterrubio cumple un año al frente del Córdoba CF con la mirada puesta en el ascenso a Segunda División. Aunque el club ha avanzado en varios aspectos, aún queda mucho por hacer para garantizar su futuro tanto en lo deportivo como en lo institucional.

Antonio Fernández Monterrubio firma su primer año como CEO del Córdoba CF