martes. 28.05.2024

El español Alejando Moro dio un paso más en el Open Ciudad de Pozoblanco Covap, superó su tope de cuartos de final y alcanzó las semifinales de este ATP Challenger 75, donde se cruzará con el gran favorito, el francés Hugo Grenier.

El tenista madrileño, que el pasado año se quedó en la antepenúltima ronda, se mostró muy regular para superar por 6-4 y 6-3 al francés, Dan Added, que había estado muy seguro con su servicio en los dos primeros partidos, pero vio cómo esta fortaleza no era suficiente para doblegar al tenista español.

Added siguió el mismo camino que anteriores envites, aguantó con su servicio a la espera de una oportunidad al resto. Ésta llegó en el séptimo juego y la ruptura parecía encarrilar, al menos ese set. Sin embargo, Moro reaccionó, ganó los tres juegos siguientes al resto, encadenó seis juegos seguidos y cuando Added reaccionó ya caía por 6-4 y 3-0 y tenía que apelar a la remontada en la segunda manga.

Moro siguió a suyo, incluso, cuando con 3-1 a favor y saque, cedió dos bolas de 'break'. El madrileño sacó adelante el servicio y controló en todo momento una segunda manga en la que tiró de una veteranía que aún no tiene para solventar el duelo y alcanzar las semifinales de un ATP Challenger. Es su tope hasta ahora. En Pozoblanco buscará la primera final de su aún corta carrera deportiva.

Eso sí, para alcanzarla tendrá que doblegar al número uno y gran favorito, un Grenier que ha ido de menos a más en el torneo y que, ante su compatriota Escoffier, demostró la calidad que el pasado año le llevó al Top-100.

Hugo Grenier coge velocidad de crucero

Grenier sufrió por momentos, le costó sacar adelante el partido y aguantar las embestidas de un rival que le conocía a la perfección, pero acabó ganando en dos sets por idéntico marcador -y casi al mismo tiempo- que Moro (6-4 y 6-3).
El primer cabeza de serie empezó apretando desde el principio y Escoffier, a resistir como podía. Fruto de ello fue un cuarto juego eterno, que duró casi 20 minutos y que, a la sexta bola de 'break', se decantó para Grenier. Lo que tanto esfuerzo costó, lo perdió rápidamente con su saque, pero la superioridad desde el fondo era patente y era cuestión de tiempo que el tenista de Montbrison decantara de nuevo la balanza a su favor. Fue en un juego clave, el décimo y sirvió para cerrar el set. 
Escoffier apretó en el arranque de la segunda manga, aprovechando una cierta 'relajación' de su rival, que tuvo que salvar hasta cuatro bolas de 'break' en el tercer juego. Grenier no sólo lo hizo sino que dejó tocado a su rival, que poco después acabaría cediendo su saque en la primera opción que tuvo en contra y, con ello, el partido.

Alejandro Moro no falla y aspirará a su primera final de un ATP Challenger