domingo 22/5/22

5 claves principales para empezar Crossfit siendo principiante

Es posible que alguna vez hayas visto a las personas que entrenan Crossfit y pensaras “me gustaría probar, pero nunca he hecho algo así”. Es un tipo de entrenamiento muy solicitado tanto en personas que no han hecho mucho deporte como las que tienen cierta experiencia en entrenamientos de fuerza. 
Female fitness trainer at the gym
Muchas mujeres no prueban el Crossfit porque creen que es de hombres. FREEPIK

Sus beneficios se pueden notar desde el primer día, ya que está basado en un sistema de entrenamiento en ejercicios funcionales constantemente variados y a una gran intensidad. Mejoras en el consumo de oxígeno, en la composición corporal o en la fuerza-resistencia son algunos de los progresos que verás día a día. 

La base de los entrenamientos de Crossfit son los WODs o entrenamientos del día. Es una buena manera de comenzar en este mundo ya que cada día es distinto. 

No obstante, si quieres empezar a entrenar Crossfit, pero no sabes cómo hacerlo aquí traemos algunas de las claves para tu inicio. 

 

Elegir un buen box

Si vives en una ciudad o pueblo pequeño puede ser que no tengas muchas opciones, sin embargo si vives en una gran ciudad, infórmate sobre los horarios para que puedas adaptarlos a tu planificación personal.

Aunque no haya gran cantidad de opciones, asegúrate de que el material que tengan sea de buena calidad y abundante, sobre todo si hay tarifas abiertas donde luego puedas entrenar por tu cuenta sin querer seguir unas pautas concretas. Es importante explicar a los entrenadores tu situación, dado que si no tienes experiencia con el entrenamiento de fuerza deberán adaptarte algunos de los ejercicios para que progreses adecuadamente. 

El Crossfit es un deporte exigente

Todos los ejercicios, movimientos o rutinas pueden ser adaptadas a la resistencia o experiencia de las personas. Debes seguir las pautas que te marquen los entrenadores. Al principio el crossfit se adaptará a ti, pero con el paso de las semanas serás tú quien se adapte al Crossfit y la resistencia aumentará. 

En la pizarra del box habrá una pizarra donde pondrán todos los ejercicios del día. Intenta adaptarlos a ti, comienza con poco peso o con bandas de resistencia si crees que no puedes con mancuernas. Priorizar tu bienestar es muy importante, siempre a tu ritmo y hasta donde puedas realizar los ejercicios. 

Muchas personas deciden apuntarse y no seguir un progreso paulatino y sufren lesiones, por tanto, la mejor opción es empezar con cautela pero con mucha energía y motivación. 

Una competición contigo mismo

Los primeros meses tu trabajo estará enfocado a realizar la técnica lo más perfecta posible, para evitar lesiones sobre todo. Hay gran cantidad de técnicas que se deben dominar, y algunas de ellas como la halterofilia o la gimnasia son complicadas, incluso aunque solo te dediques a ellas por separado.

Recuerda que no es una competición, no debes fijarte en los demás. Para muchas personas el gimnasio es un lugar hostil donde se pueden sentir juzgados, por tanto tu única competición es contigo mismo. El trabajo será recompensado con múltiples mejoras para tu salud, y secundariamente, tu físico. 

Crear comunidad

Entrenar en el gimnasio puede ser algo muy solitario, pero una de las ventajas del Crossfit es la comunidad. Es muy posible que en el gimnasio que elijas haya gente que acaba de empezar como tú o incluso puedes animar a algún amigo para que se apunte contigo. En redes sociales como Telegram o Facebook hay cantidad de grupos donde los participantes son crossfitters. Hablar con personas que están en tu misma situación ayuda a la energía y la motivación con la que vas a entrenar. Además, elige días concretos para ir al box, empieza por dos a la semana, por ejemplo. No sientas presión por ir muchos días a la semana ya que son entrenamientos muy intensos y obligarte puede generarte rechazo tras la primera semana. 

Es un deporte igualitario

Aunque es un deporte mayoritariamente dominado por los hombres, las mujeres también tienen un espacio. Otra gran ventaja del Crossfit es que es un deporte igualitario: los ejercicios son los mismos para mujeres y hombres. No obstante, cada uno lo adapta a su nivel, pero no tiene nada que ver con el sexo. Muchas mujeres no se animan a empezar en Crossfit por miedo a tener demasiada masa muscular, pero es un deporte muy completo que tiene grandes beneficios. Entre ellos, hay una mejora de la autoestima, porque al ser una competición contigo misma te ves reconfortada cuando ves que tras unos meses puedes elevar el doble de peso que el de tus inicios, además de un claro cambio físico.

 

Estos han sido algunos consejos para facilitar la introducción a este tipo de entrenamiento a personas que no han sido muy activas en el deporte. Recuerda que el motivo principal de hacer deporte es mejorar la salud y no la estética.

5 claves principales para empezar Crossfit siendo principiante
Comentarios