domingo. 14.07.2024

El Centro UCOCultura, ubicado en la Plaza de la Corredera, acoge hasta el próximo 28 de julio la muestra 'Caín, el fin del mundo ya no es lo que era', una antología de 50 piezas del dúo formado por el guionista Felipe Hernández Cava y el dibujante Federico del Barrio, dos nombres esenciales de la historieta española contemporánea. La muestra está comisariada por Javier Fernández. 

Las obras expuestas pertenecen al periodo entre 1998 y 2002, los primeros cincos años de la colaboración de estos autores con el diario La Razón, con el que siguen colaborando diariamente con una viñeta satírica. 

La muestra ha sido hoy inaugurada por el vicerrector de Estudiantes y Cultura de la UCO, Israel Muñoz Gallarte, quien ha agradecido la colaboración de la Diputación de Córdoba, entidad con la que la UCO viene colaborando regularmente en la difusión de la cultura del cómic. "Es necesario volver a mirar al cómic como una obra de arte y también cómic generador de conciencia", ha aseverado. Además, ha calificado la exposición como una muestra de la historia de España con un gran espíritu crítico. 

Con una variedad de recursos formales y una enorme fuerza plástica, en riguroso blanco y negro, el lenguaje gráfico de Caín se pone al servicio de una voz afilada que muestra el absurdo y las contradicciones de nuestra sociedad, cuestionando temas como las ideologías, los nacionalismos, la política, la economía, las relaciones laborales, los avances tecnológicos, la cultura o el arte. 

Federico del Barrio ha explicado cómo ha ido evolucionando su estilo gráfico en los 26 años que los autores llevan trabajando con La Razón. "En esta exposición se hace un recorrido por la historia del grafismo y de cómo hemos experimentado con los formatos y estilos". Felipe Hernández Cava ha explicado los orígenes del proyecto Caín, "cuyo nombre se adaptaba muy bien a la deriva de la política española". El guionista ha relatado su búsqueda del tono a la hora de comenzar esta aventura gráfica, "buscando ser un poco cínicos o escépticos, aunque enseguida se veía que no servíamos para eso". 

La exposición puede visitarse hasta el próximo 28 de julio en horario de 9:00 a 18:00 h de lunes a viernes, y de 11:00 a 18:00 h en sábados, domingos y festivos. 

Sobre los autores 

Felipe Hernández Cava (Madrid, 1953) es una figura capital en la contracultura de la Transición y en la cultura popular española contemporánea. Formó parte del colectivo El Cubri, primero con los dibujantes Saturio Alonso y Pedro Arjona y luego solo con Arjona. Su trayectoria como guionista está cuajada de obras maestras, comenzando con la labor de compromiso social de El Cubri y culminando con sus numerosas novelas gráficas, dibujadas por un verdadero quién es quién del tebeo nacional. El Salón del Cómic de Barcelona concedió a tres álbumes escritos por él los premios a la Mejor Obra de Autor Español y al Mejor Guion: El artefacto perverso (1996, con Federico del Barrio), Lope de Aguirre. La expiación (1998, con Ricard Castells) y Las serpientes ciegas (2008, con Bartolomé Seguí), obra que también logró el Premio Nacional de Cómic del Ministerio de Cultura. En su extensa bibliografía conviven toda clase de géneros y sus guiones se caracterizan por un fraseo musical y una preocupación obsesiva por las cuestiones formales, siempre con una mirada crítica e incisiva y el deseo de dar voz a los que no la tienen. Fue director artístico de la mítica revista Madriz, desde donde promovió un cambio de paradigma en el cómic español, y ha desarrollado también una importante labor como teórico e historiador de arte, periodista, comisario de exposiciones, director editorial, guionista televisivo y cinematográfico y director de documentales. 

Federico del Barrio (Madrid, 1957) inició su andadura en Pilote, aunque fue el paso a mediados de los ochenta por la revista Madriz lo que dinamitó su forma de entender la historieta. Allí alumbró la primera de sus muchas máscaras: León Doderlin. Su primer álbum fue La orilla (1985). Con Felipe Hernández Cava firmó los cuatro volúmenes de Las memorias de Amorós (1988-1993), Lope de Aguirre: La conjura (1993) y la premiada El artefacto perverso (1996). Del romanticismo a la metatextualidad, pasando por el folletín, el humor o la confesión íntima, su obra se ofrece en varios heterónimos, cada uno con su propio estilo, que conforman algo así como los diferentes estados de ánimo de una misma personalidad. Poesía, elegancia y la exploración de los límites del lenguaje del cómic caracterizan su(s) poética(s). En la década de 1990, creó el seudónimo Silvestre para obras experimentales como Relations (1996) o Simple (1999) y lo ha seguido manteniendo hasta la actualidad. En los últimos años, ha centrado su actividad en la ilustración y en las viñetas de prensa que, junto al propio Hernández Cava, publica diariamente en La Razón con el seudónimo Caín. De su asociación con la sala El canto de la cabra surgieron piezas dramáticas como El día que voló Renata (1993), Caín (1998) o ¿Qué? Nada (1999).

UCOCultura acoge la muestra 'Caín, el fin del mundo ya no es lo que era'