martes. 23.04.2024

La Casa Hermandad del Vía Crucis acogió este segundo viernes de cuaresma el tradicional sorteo, por el que 9 hermanos de la corporación de la Trinidad, son seleccionados para llevar a hombros la imagen cristifera por las calles de Córdoba.

Los estatutos recogen detalladamente cual es proceso de selección y sus funciones, que no sólo abarcan la Estación de Penitencia. Los hermanos que resulten del sorteo se dividirán por turnos, entre aquellos que portarán el Cristo y aquellos que llevarán los hachones de escolta, un total de siete; junto con otros dos hermanos que serán seleccionados como reserva el próximo Lunes Santo. Además tienen la obligación de estar presentes en la celebración del Quinario y Besapiés del Santo Cristo de la Salud que se lleva a cabo el domingo siguiente a la finalización de quinario.

Los requisitos para presentarse conllevan la mayoría de edad y haber sido parte de la Estación de Penitencia durante los dos años anteriores al registro de la candidatura o cinco alternos. Junto con el grupo de hermanos que se presentan por primera vez, dos ellos tienen que haber participado con anterioridad. Y todos ellos, deberán estar presentes en la sede de la corporación en el momento del sorteo.

Este año un total de 17 hermanos presentaron su candidatura durante los días previos. Dentro de este grupo de hermanos, habrá de nuevo una mujer, siendo la segunda vez tras el año pasado. Ha declarado que ya ha formado parte del cortejo más de una veintena de veces, ahora, siguiendo el ejemplo de su hermano, decidió presentarse, como respuesta a un llamado inexplicable, que asume con responsabilidad y nervios.

Una tradición única en la Semana Santa cordobesa, que da aún más singularidad a esta Hermandad del Lunes Santo y que le permite dejar imágenes icónicas y atípicas por las calles de la Judería, que son inviables para el resto de corporaciones de la Semana Santa.

La tradición para portar el Cristo de la Salud