jueves 5/8/21

Rosalía será portada del 2021 para Vogue USA y confirma la salida de su nuevo disco

La cantante catalana ha aprovechado el año de pandemia para preparar su nuevo trabajo tras el exitosos "El Mal Querer"
Rosalía, portada del primer número de Vogue del 2021
Rosalía, portada del primer número de Vogue del 2021

Rosalía, la cantante española y catalana será la protagonista de la edición de enero del 2021 para la revista Vogue, figurando en su portada con una foto con las especial actitud sensual y atractiva que caracteriza a la artista catalana que tanto éxito ha tenido a lo largo del 2019 y del 2020. En esta portada luce un vestido semi transparente diseñado por Carlos Nazario. Además, lejos de solo protagonizar su portada, la cantante ha revelado a "la Biblia de la moda" la salida del nuevo álbum que gracias al aislamiento forzado por la pandemia, ha podido crear.

“Sí, necesitaba estas horas en el estudio, trabajando sólo en mi música”, dice la artista sobre el nuevo disco, que se prevé que salga en 2021, aunque actualmente sigue en la realización, producción y composición de algunas de sus canciones o historias que la cantante gusta de contar a través de sus obras.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de LA ROSALÍA (@rosalia.vt)

La responsable de "El Mal Querer", una historia de desamor, maltrato, traición que revolucionó el mundo de la música en español y a nivel internacional, pasó el largo confinamiento forzado en una casa que alquiló con anterioridad en Miami, pasando, según declaraciones de la propia artista, 12 horas diarias encerrada en una habitación que ha convertido en un estudio improvisado, donde solo ha descansado para disfrutar de películas tales como Taxi Driver y El Árbol de la Vida, además de la serie de HBO, Euphoria.

De la misma manera, la artista ha reconocido tener tiempo mínimo para su vida personal, por no decir que, casi no disfruta de la misma. “Yo voy al estudio y estoy componiendo, estoy produciendo, estoy escribiendo las letras, estoy escribiendo melodías, estoy tocando instrumentos. Te juro que para esto tienes que poner todos tus sentidos”.

Para la publicación de la revista cuenta el origen y surgimiento de la mezcla tan especial y característica de su música y de los elementos que la representan, haciéndola totalmente distinguible y única. Dedicándole especial reconocimiento a los años que pasó en la Escuela Superior de Música de Cataluña y la variedad que ahí pudo observar. “Ibas caminando por el pasillo y, en una habitación, había alguien tocando guitarra flamenca; en la siguiente había alguien estudiando arpa; en la siguiente, había alguien estudiando una pieza de Isaac Albéniz o de Chopin con el piano. Todo eso se convirtió en influencias”, explica para Vogue.

Es precisamente esta fusión de influencias y variantes musicales que ha tenido desde esa época donde estudiaba música la que hacen tan especial y única a las canciones que la catalana es capaz de creas, innovando en lo ya impuesto y creando algo más que lo mismo de siempre. Esto ha llevado a Rosalía en varias ocasiones a ser criticada por apropiación cultural con su música, mientras que los expertos aseguran que lo que ha conseguido Rosalía con la fusión de estilos no lo podrían conseguir ninguno de los estilos más o cantantes de los géneros que utiliza en solitario, tales como el flamenco o el reggaetón.

“Me doy cuenta de que es una conversación necesaria que va mucho más allá”, dice la cantante, que señala que “lo ideal y lo justo sería que las posibilidades y el foco mediático fueran equitativos para todo el mundo”. “Antes que nada, intento hacer la música desde el mayor respeto posible a las culturas de las cuales saco inspiración”, agrega.

La artista se atrevió a hablar de sus inicios en la carrera musical, cuando se resumía a dar conciertos a pequeña escala en pequeños locales en España, donde ella actuaba “como si me fuera la vida en ello”, además de desvelar sus intenciones con vistas al futuro lejano: Espero tener 70 años y tener la energía y las ganas para poder ir al estudio, tomarme mi café y ponerme a escribir mis canciones”.