lunes 30/11/20

Arturo Pérez-Reverte: «Este país se vuelve más miserable conforme se niega el diálogo al adversario»

Las jornadas Futuro en Español organizadas por Vocento y Diario La RIOJA, inauguradas este miércoles con una conversación entre el escritor, y durante 21 años reportero de guerra, Arturo Pérez-Reverte, y la editora Pilar Reyes, de Alfaguara.

Pilar Reyes presentaba a su interlocutor recordando que ha sido «el escritor más leído en castellano» en el 2019. El autor ha confesado, que en su biblioteca «vive en una trinchera vital». Entiende «el libro como analgésico, como límite, frontera... son bibliófilo apasionado», ha afirmado, intentando hacer entender que no los vive como un objeto. «Sin libros la guerra me hubiera arrastrado», añadía recordando su valor en sus 21 años de corresponsal.

«Yo siempre estaba fuera». «Nunca fui un periodista vocacional, era una coartada para largarme, una vía de escape. Yo era un chico en busca de aventuras», recordaba. «Fui a la guerra como aventura, pero una vez pasa eso, te das cuenta de que la guerra es una escuela de lucidez extraordinaria, aprendes lo que no aprenderías en años». «Aprendí a no escandalizarne ante el horror y a no gritar de alegría», ádmitía. «Digamos que mi mirada está condicionada por la vida que llevé. Nunca ves el mundo igual, mi mirada me la hizo la guerra».

«Quien dice que yo soy machista ha leído poco de lo que he escrito», ha explicado el autor. «Quiero que se entienda bien», decía como disculpa por si su explicación «no era la mejor», la más clara. «La mujer ha desarrollado una lucidez que la hace mucho más constante, decidida...», respondía, apuntando a que «el hombre y la mujer son muy diferentes. La mujer al ser rehén del hombre para muchas cosas, ha vivido mucho más atenta a la realidad social inmediata».

«Soy novelista, pretendo ser riguroso y lo más ecuánime que pueda, pero tengo libertad». aunque, admitía, no puede evitar que su columna se «mezcle su mirada». «En esa libertad opino, y opino que no me gusta en el lugar en el que estoy, pero es el mío. España es un lugar muy desafortunado históricamente», ha dicho. Un lugar con demasiada vileza: «Esa pregunta de «¿en qué bando estás?, es peligrosísimo». «Como no leemos historia y ha desaparecido de los planes de estudio... yo soy muy pesimista, porque hemos llegado a un punto en el que no se escucha al adversario, queremos que se calle». «Creemos no necesitar lo que opina el otro». Como ejemplo, ha destacado lo visto a veces en las universidades donde se «ha boicoteado algunas charlas, escuchar el mal o el bien es fundamental, sin escuchar al adversario no entendemos nada y este país se vuelve más miserable conforme se niega el diálogo al adversario, estamos creando malas personas».

También, ha hecho referencia a las redes sociales, «son perfectas para determinados políticos». «Cualquier tonto está dispuesto a ponerse al frente de esos movimientos, esa ausencia de debate intelectual es desoladora», ha resumido.

La décima edición de las jornadas de Futuro en Español continuará este jueves con una sesión doble sobre el objetivo de fortalecer la implantación del idioma en el ámbito tecnológico y se prestará especial atención a la inteligencia artificial.

Comentarios