viernes. 30.09.2022

Se acerca el Día Internacional de la Mujer, y aunque todos los días hay que deconstruirse y aprender sobre feminismo, esta fecha es un impulso para reivindicar las desigualdades del patriarcado. Además, este año se cumple un siglo de la primera película auténticamente feminista, la película muda presurrealista La Souriante Madame Beudet, dirigida por la escritora, crítica y cineasta Germaine Dulac (1882-1942). 

¿Qué hace que una película se pueda considerar feminista? Esta pregunta ha sido muy debatida ya que influye el director y su punto de vista, la historia que cuente, los actores y actrices elegidos, etc. Algunos dicen que tiene que pasar, como mínimo, el test de Bechdel-Wallace que dice que, para que sea feminista, tienen que aparecer dos personajes femeninos que hablen entre sí en algún momento y que conversen de algo que no tenga que ver con un hombre (suena fácil pero muchas se quedan en el intento). A partir de esta simple base, hoy os recomendamos 5 películas que cuentan una historia para aprender sobre la mujer y el feminismo. 

Una joven prometedora

Todos pensaban que Cassie (Carey Mulligan) era una joven muy prometedora… hasta el día en que un misterioso suceso hizo descarrilar su futuro. Pero nada en la vida de Cassie es lo que parece: es un portento de inteligencia, su astucia no tiene límites y vive una doble vida nocturna. De pronto, un encuentro le dará a Cassie la oportunidad de corregir lo que ocurrió en el pasado en una historia tan conmovedora como inesperada. El sorprendente debut de Émerald Fennell (The Crown) en la dirección consiguió cinco nominaciones a los Oscar, y se llevó la estatuilla al Mejor guion original. Una película muy equilibrada e interesante, con muchos personajes elaborados y bien trazados.

Figuras ocultas

Ambientada en los años 50 y 60, saca a la luz la historia de tres brillantes matemáticas afroamericanas de la NASA que contribuyeron de manera fundamental a la llegada del hombre a la luna, pero que fueron eclipsadas por sus compañeros masculinos. Además, ofrece una visión realista del racismo de la época y, por supuesto, mensajes positivos como la integridad, la perseverancia y el trabajo en equipo.

Yentl

Barbra Streisand dirigió y protagonizó este célebre musical en los años 80 bajo las máximas de la represión femenina. Situada a en un pueblo de la Europa Oriental de principios del siglo XX, la joven judía Yentl Mendel, hija de un rabino viudo que enseña el Talmud a los jóvenes locales, se hace pasar por varón para estudiar en una escuela reservada para hombres.

Persépolis

Marjane Satrapi llevó su propio cómic a la gran pantalla en esta espectacular película de animación francesa, pero ambientada en la revolución islámica en Irán. Narra la conmovedora historia de una niña iraní desde la revolución islámica hasta nuestros días. Cuando llega a la adolescencia sus padres la envían a Europa, donde conoce otra cultura que nada tiene que ver con la de su país. La protagonista se adapta bien a su nueva vida, pero no soporta la soledad y vuelve con su familia, aunque eso signifique ponerse el velo y someterse a una sociedad tiránica. Muestra el papel de la mujer en el estado islámico y las consecuencias de la opresión y la censura.

Sufragistas

Película con un enorme reparto (Carey Mulligan, Helena Bonham-Carter, Meryl Streep, Anne-Marie Duff...) que se centra en la lucha de las sufragistas que, a principios del siglo XX, pelearon en Inglaterra por que las mujeres accedieran al derecho al voto en las mismas condiciones que los hombres. Mulligan da vida a Maud, una sufragista pacífica que, al ver que sus protestas no dan fruto, decide radicalizarse y utilizar la violencia, lo que pondrá en riesgo su familia, su trabajo, su casa y también su vida.

Cinco películas para aprender sobre feminismo este 8 de marzo
Comentarios