viernes. 14.06.2024

El Papa ha pedido a los políticos madrileños que piensen "en el pueblo por delante de las ideologías" y les ha pedido "unidad, que no es lo mismo que uniformidad", según ha revelado la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha sido recibida este sábado en audiencia por el Pontífice, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la delegada del Gobierno en la comunidad, Mercedes González

"Él estaba muy interesado por los barrios, por las personas que tienen más dificultades", ha detallado ante la prensa en la plaza de San Pedro a la salida del encuentro la presidenta regional.

La cita, que se enmarcaba en el marco del Año Santo de san Isidro ha sido organizada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, para agradecer a Francisco la concesión del Año Jubilar de San Isidro.

"Le he transmitido que muchos madrileños nos pedían que le transmitiera el cariño y la cercanía del pueblo de Madrid y sobre todo pedirle que rezara por el pueblo de Madrid", ha señalado Ayuso, quien ha admitido que se lleva "un grato recuerdo" de ese "momento inolvidable", que se ha extendido durante 25 minutos.

Ayuso ha distinguido así entre gobernar con base a "unos valores y "unos principios" y gobernar pegado a "las ideologías, que al final lo que hacen es cuadrículas, que no hacen más que dividir al pueblo".

El Papa también les ha pedido que "haya unidad" y que se vuelquen "en las personas y especialmente en los más vulnerables", según ha explicado. "Nos ha dicho que la unidad no quiere decir uniformidad, pero sí que pongamos en el centro de nuestras políticas a las personas incluso por encima de las ideologías. Que los más vulnerables son los que más nos necesitan, y que actuemos en beneficio del interés común", ha resumido.

Según ha explicado, Francisco también ha instado a los políticos de España a que dejen de hablar del pasado: "Nos pidió sobre todo que dejáramos de hablar tanto del pasado, de las guerras, y no puedo estar más de acuerdo", ha manifestado Díaz Ayuso ante los medios a su salida de la audienca, organizada con motivo del IV centenario de la canonización de San Isidro Labrador.

Además, ha restado importancia al reciente mensaje filtrado que envió a sus diputados en la Asamblea de Madrid y en el que afirmaba que "hoy la izquierda está acabada" y "matadlos". Diaz Ayuso ha explicado que no mandó esos mensajes a todos sus diputados, sino que se trató de una conversación privada con una persona de confianza. "Les animo a mirar vuestras conversaciones de Whatsapp con una persona, y nadie podrá negar que cuando uno habla con una persona puede utilizar esos mismos términos", ha señalado.

Preguntada también sobre sus polémicas declaraciones en 2021 sobre la colonización española en América Latina, ha zanjado que no ha tratado ese tema con el Papa."(El Papa) nos ha pedido unidad en la diversidad, y lo tendremos en cuenta, por supuesto", ha finalizado la presidenta.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha considerado "un honor" ser recibidos por el Papa. "Como católico, es uno de los momentos más emocionantes que voy a tener en mi vida", ha señalado el regidor, que ha detallado los regalos que han traído al Papa.

Se trata de una botella de agua de San Isidro, unos facsímiles sobre la vida del patrón de Madrid y las camisetas de Real Madrid, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano y Getafe. "Le han hecho mucha gracia", ha remachado.

Finalmente, la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, en línea con los consejos del Papa, ha destacado la importancia de "poner siempre la prioridad en el pueblo", resaltando el "profundo conocimiento" del Papa sobre "lo que está pasando en la sociedad madrileña".

"Primero el pueblo, luego el pueblo, más tarde el pueblo, mucho más detrás el pueblo y al final, al final, ustedes", ha aseverado, reconociendo que, en estos momentos, este mensaje es muy necesario en la política y la sociedad madrileñas.

Para el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, "es una gracia poder haber estado con los responsables políticos de todas las administraciones" en Roma. Además, ha asegurado que como arzobispo, lo que quiere es "buscar la unidad de todos, el bien de todos, no fijarme solo en unos, es una gracia".

"El Papa nos invita a buscar la unidad, lo que nos une. Eso siempre nos viene bien a todos. Ha sido entrañable", ha concluido el también vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española.

El Papa pide a Ayuso, Almeida y González que se vuelquen "en los más vulnerables"