domingo 28/11/21

La teniente de alcalde de Cultura, Marián Aguilar, ha inaugurado hoy en el Museo Taurino la exposición “Tramas y Extraños” de Rafael Obrero que permanecerá abierta hasta el próximo 7 de noviembre.

Esta muestra se enmarca dentro del programa de dinamización del Museo Taurino, entendido como centro de la cultura taurina de la ciudad, en donde desde hace dos años se ha puesto en marcha una iniciativa consistente en la realización de una intervención artística contemporánea en la que la tauromaquia sea el motivo inspirador.

De este modo, hace dos años se presentó el mural “A las cinco en punto de la madrugada”, obra del artista Manuel Garcés, el pasado año la intervención corrió a cargo de la pintora María Dolores Fernández Taguas, que realizó la obra “De la sangre y sus ritos”.

Para esta edición de 2021 se ha contado con la colaboración del artista Rafael Obrero que ha realizado un mural de gran formato de 4x3,40 metros utilizando madera y papel, en el que desarrolla el mismo concepto gráfico del resto de ilustraciones que componen la exposición, basada en los originales realizados por el autor para el último número editado de la revista “Boletín de Loterias y Toros”.

En palabras de Rafael Obrero “La observación detenida de planos urbanos de distintas épocas y ciudades, invita a la localización de patrones, formas que se repiten y pueden haberse generado siguiendo, o no, una idea preconcebida. En el trazado de los barrios del ensanche de cualquier ciudad, ya sea en Barcelona o en Córdoba, es fácil encontrar este tipo de formas seriadas. Sin embargo, en un plano del barrio de Realejo, la imaginación se abre paso para encontrar el rastro de alguna repetición, y la mirada tiende a recorrer inconscientemente los espacios no construidos. Los hallazgos son patios, alvéolos que permiten a la ciudad atrapar luz e intercambiar aire fresco entre la tierra y el cielo. Dado que el número de la revista de taurología para los que se realizaron las ilustraciones llevaba por título “Guiris en los toros”, es por ello que a esta constelación de huecos se suma el coso, la gran forma vertebradora que tensiona toda la trama a su alrededor.

Allí concurren propios y extraños, nativos y guiris, en los tendidos y en el ruedo, a las cinco con moscas o a la noche con guitarras. Y sus espectros quedan representados en las ilustraciones, realizadas con grabado en hueco sobre papel e impresión digital.”

La exposición, que se podrá visitar en el horario de apertura del Museo, complementa la visita a dicho espacio cultural y es de acceso gratuito para los residentes en la ciudad.

El Museo taurino acoge la exposición “Tramas y Extraños”, de Rafael Obrero
Comentarios