domingo 17/10/21

Mujeres de la industria cinematográfica se oponen a la supresión de género en los premios del Festival de San Sebastián

Consideran que esta medida quitará importancia al papel de las mujeres en un sector en el que tienen menor presencia que los hombres.

Dea Kulumbegashvili, directora premiada en el Festival de San Sebastián - Facebook - Donostia Zinemaldia
Dea Kulumbegashvili, directora premiada en el Festival de San Sebastián - Facebook - Donostia Zinemaldia

El Festival de Cine de San Sebastián ha decidido recientemente eliminar la distinción de género en los premios a la interpretación principal y de reparto. La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) y la Unión de Actores y Actrices se han pronunciado en contra de esta medida.

Berta Ojea, secretaria de la Unión de Actores y Actrices, ha asegurado en declaraciones recientes que esta modificación en los premios sería acertada de no ser por la desigualdad, aún muy presente en el sector, en el que las actrices tienen menos visibilidad que los actores. Una desigualdad, según Ojea, que ya se entrevé en la entrega de premios con carácter más general, en categorías como la de dirección, en las que es raro que la galardonada sea una mujer.

Según estudios como el de ASIGE, el porcentaje de papeles interpretados por mujeres en películas españolas representa un 30% del total. Este porcentaje se desploma cuando las actrices llegan a los 35 años, a partir de cuando optarán a muchos menos papeles protagonistas.

Virginia Yagüe, vicepresidenta del CIMA, cree que la cuestión reside en cuántas mujeres tienen la posibilidad de optar a dichos premios y durante cuánto tiempo ha sido eso una pauta. No obstante, pienss que la medida sería idónea si existieran previas garantías de igualdad en la industria. Desde CIMA y la Unión de Actores y Actrices han echado de menos más debate y reflexión por parte del Festival a la hora de realizar este cambio. Otros casos como el del Festival de Berlín son el ejemplo de que la deliberación y la puesta en común son necesarias y efectivas.

Los grupos afectados muestran desilusión y pesimismo frente a los futuros premios en esta nueva categoría. Desde la Unión de Actores y Actrices creen que es un paso atrás, un parón en la lucha por la visibilización de las profesionales del sector. Pese a los malos augurios José Luis Rebordinos, director del certamen, ha asegurado que no es una decisión definitiva a largo plazo y se muestra abierto al debate.

A raíz de esto se han disparado las alarmas por posibles modificaciones similares en otros premios de la misma índole. En el caso de los Premios Goya las bases para el próximo certamen ya están sentadas, por lo que cuestiones como ésta tendrían cabida ya en ediciones posteriores. Yagüe no ve a premios como los Goya, los Oscars o los César tomando este tipo de decisiones. Las Academias son un símbolo de defensa del equilibrio en la industria, y las decisiones de este tipo tienen mucho más peso y resonancia.

Comentarios