sábado. 20.07.2024

La asociación sociocultural de colectivos de la Axerquía Norte ha acogido en el centro Luciana Centeno ‘La comunidad crece’, tercera etapa de ARDE que arrancó el pasado 1 de junio y que hoy celebra una segunda sesión centrada en la gestión financiera de los proyectos culturales. De ello ha hablado en su masterclass Rosa Ureta, experta en la materia que dirigió durante 14 años la madrileña galería La Fábrica  y actual directora ejecutiva de La Juan Gallery, quien ha explicado la importancia de planificar presupuestos sólidos y conseguir ayudas y subvenciones para los proyectos culturales. Para Ureta “el éxito de un proyecto o iniciativa cultural realmente depende mucho de cómo se maneje el dinero”. Además ha añadido que una buena gestión económica se asegura de que los recursos y la financiación que se consiguen se usen de la mejor manera posible, “permitiendo que el proyecto fluya como se planeó y cumpla con todos los objetivos”. En este escenario, asegura la experta que es clave manejar bien las finanzas, “porque es lo que realmente mantiene en pie y lleva al éxito a cualquier proyecto cultural, ayudándolo a alcanzar todo su potencial.”

Voces variadas

Fundación Xul ha sido la encargada de coordinar la propuesta ‘Los Diálogos múltiples’, un intercambio de visiones y experiencias sin el compromiso de tener que llegar a acuerdos ni decisiones y donde todas las voces son escuchadas con la misma intensidad. En la sesión, los propios asistentes han podido identificar aquellas temáticas de interés sobre las que dialogar. La primera idea que ha generado consenso ha sido el ánimo de ARDE de estar presente en la ciudad y trasladar las voces de la cultura al debate público. También, han surgido dos grupos de debate en torno a cómo la cultura se relaciona con la administración. En uno de ellos se ha destacado la urgencia de repensar el modelo actual de subvenciones. En el otro se ha destacado, por un lado, la necesidad de monitorizar la realidad económica y social de los creadores y agentes culturales de la ciudad y, por el otro, la oportunidad de iniciar un proceso participativo que genere una hoja de ruta para orientar futuras actuaciones.

Momento creativo

El emblemático Reloj de las Tendillas de Córdoba ha servido de inspiración a la serie de intervenciones creativas coordinadas por Antonio Moreno, Nieves Galiot y Begoña Castillejo, y que han servido para mostrar la riqueza cultural de la ciudad. Así, con una invitación abierta a tejer, el público ha sido partícipe en la creación de una obra colectiva a través de la que “las personas han podido enfrentarse a la complicación de plasmar sus ideas con agujas e hilaturas sobre el lienzo” apunta Castillejo, quien añade que “no solo tejeremos en grupo sino que después, al unir todas las piezas, formamos una obra colectiva que pone en valor algo tan importante como es la comunidad”.

En esta acción creativa también ha habido lugar para la danza y el canto, de la mano de Eva Llamas, Marina García, Marta Modregro y Rocío Kaurí; la poesía con Carmela Cuello Gijón y la videocreación con María Ortiz y Elena Kaittania.

Cada intervención ha estado acompañada por distintas variaciones musicales sobre la soleá del reloj de las Tendillas de Juan Serrano. Estas adaptaciones han sido compuestas especialmente para esta ocasión por el músico y productor Antonio Moreno. Para él se trata de “una maravillosa experiencia para conocer, y reconocernos, como parte del ecosistema cultural de nuestra ciudad”.

Sobre ARDE

El proyecto ARDE, que está financiado por el Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo del Ayuntamiento de Córdoba (IMDEEC), ha sido impulsado por Espacio Plástico bajo la coordinación de Juan Bolaños.

Las siguientes sesiones de esta Fase 3 tendrán lugar los días 13 de julio y 14 de septiembre.

ARDE es un grupo de trabajo formado por una alianza de colectivos culturales en Córdoba que comparten la convicción de que el arte y las industrias creativas tienen el poder de impulsar la vitalidad de nuestro territorio, creando un entorno dinámico y atractivo.

La iniciativa ARDE continúa con una sesión centrada en la gestión financiera