sábado 18/9/21

Globos de Oro 2020: el cine español vuelve a casa con las manos vacías

Pedro Almodóvar en la gala de los Globos de Oro. VALERIE MACON / AFP
Pedro Almodóvar en la gala de los Globos de Oro. VALERIE MACON / AFP

La comedia Érase una vez... en Hollywood, de Quentin Tarantino, y el drama 1917, de Sam Mendes, se han proclamado ganadoras en la 77 edición de los Globos de Oro, entregados en Los Ángeles, en el hotel Beverly Hilton de Beverly Hills. Durante la ceremonia, ninguno de los hispanos nominados consiguió llevarse el galardón.

Érase una vez...en Hollywood se proclamó como mejor cinta de comedia o musical, además de liderar la lista de obras premiadas con tres galardones, mientras que 1917 ganó como mejor película dramática y sumó dos premios, empatada con Joker y Rocketman. De manera peculiar, el drama de Mendes recibió la mayoría de votos de los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), a pesar de que aún no ha sido visto por el público de la capital de la industria del cine porque su estreno comercial está previsto para la próxima semana.

Los Globos de Oro han puesto el pistolezo de salida a la temporada de premios para reconocer los mejores trabajos del año en cine y televisión. La gala ha sido presentada por el ácido humorista Ricky Gervais, que suma ya cinco ocasiones en las que ha sido el anfitrión de estos galardones. “Os encantará saber que es la última vez que presento esta gala, así que ya me da igual todo. Es broma, es broma...", dijo Gervais nada más comenzar con un monólogo que arrancó con fuerte ironía al bromear desde con el racismo de la industria cinematográfica como con "Baby Yoda" y el actor Joe Pesci.

El épico drama bélico ambientado en la Primera Guerra Mundial 1917 se impuso a El irlandés, una de las más escaldadas, que partía como favorita y se quedó sin ninguna estatuilla, además de a JokerHistoria de un matrimonio y Los dos papas, y se alzó con el Globo de Oro a la mejor película dramática.

El Globo de Oro al mejor director fue para Mendes, que competía por el premio con Quentin Tarantino (Érase una vez... en Hollywood), Todd Phillips (Joker), Bong Joon Ho (Parásitos) y Martin Scorsese (El irlandés). "No hay ningún director en esta sala, ni en todo el mundo, que no esté a la sombra de Martin Scorsese", afirmó el cineasta británico en su discurso de agradecimiento.

Tarantino se llevó a casa el Globo de Oro por el guion de su carta de amor a la industria, Érase una vez... en Hollywood. Esta película, destacó el director, crecía cada día tras las constantes aportaciones del trío protagonista, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie, que fueron incorporando "distintas y nuevas capas" a lo ya escrito durante el rodaje.

El premio a la mejor película de habla no inglesa, categoría en la que estaba nominada Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, fue para Parásitos, de Bong Joon Ho. "Una vez que superen esa barrera que son los subtítulos van a poder disfrutar de muchas buenas películas internacionales. El cine es el gran lenguaje internacional", afirmó el cineasta surcoreano.

Joaquin Phoenix, quien interpretó a un intimidante Joker, y Renée Zellweger, quien hizo de Judy Garland en Judy, se llevaron los grandes galardones como mejores actores en la categoría de drama. "Espero que todos podamos unirnos y hacer cambios. Lo de votar está muy bien pero a veces debemos asumir nuestra propia oportunidad", afirmó Phoenix, que hizo en su caótico discurso varias alusiones a la emergencia climática.

Por su parte, Taron Egerton (Rocketman) y Awkwafina (The Farewell) ganaron por primera vez los premios como mejores actores en el apartado de comedia o musical.

Laura Dern obtuvo el galardón como mejor actriz de reparto por su papel como una abogada de divorcio en despiadado en Historia de un matrimonio, derrotando a Jennifer Lopez en su cinta Estafadoras de Wall Street. Brad Pitt se llevó el mismo premio en la categoría masculina por Érase una vez... en Hollywood. En su discurso dedicó su premio al "mito" Tarantino y a su compañero "y compinche" Leonardo DiCaprio. "Yo habría compartido la tabla contigo", dijo con sorna en referencia al final de la popular Titanic.

Otros premiados de la noche fueron Elton John, que se llevó el Globo de Oro a la mejor canción original por 'I'm Gonna Love Me Again', tema de Rocketman que compuso junto a su colaborador habitual Bernie Taupin, Hildur Gunadóttir por la banda sonora de Joker y Mr. Link. El origen perdido, la producción de Laika que fue elegida como mejor filme de animación.

Succession, que emitió en 2019 su segunda temporada, se hizo con los premios a la mejor serie dramática y el de mejor actor para Brian Cox. Por su parte, la histórica Chernobyl triunfó con las distinciones a la mejor miniserie y el premio al mejor actor de reparto, Stellan Skarsgård. Por último, Fleabag, que tan solo tiene en su poder dos temporadas, pero cuyo éxito ha sido incuestionable tras su paso por los Emmy, se llevó el galardón a la mejor serie cómica o musical y la estatuilla a la mejor actriz para Phoebe Waller-Bridge.

La ahora aclamada creadora y actriz principal de Fleabag desató las risas del público en su discurso. "Personalmente, me gustaría dar las gracias a Obama por poner a Fleabag en su lista (de series preferidas de 2019)", dijo Waller-Bridge. "Y como algunos de vosotros sabéis, él siempre ha estado en mi lista", bromeó, aludiendo a un episodio en el que la protagonista se masturba viendo un discurso del expresidente de Estados Unidos.

Por su parte, el veterano intérprete Brian Cox, el alma de la turbia familia de Succession, mostró su absoluta sorpresa por haber ganado el Globo de Oro. "Quiero disculparme con mis compañeros nominados por ganar. Lo siento. No lo esperaba", dijo Cox, quien alabó al equipo de "Succession" por ser "el más extraordinario grupo" con el que jamás haya trabajado.

Uno de los momentos más impactantes de la noche fue el apasionado discurso feminista que dio Michelle Williams, ganadora del Globo de Oro a la mejor actriz de miniserie o película para televisión por Fosse/Verdon. "Mujeres, cuando sea el tiempo de votar, por favor hacedlo en vuestro propio interés. Es lo que han hecho los hombres durante años y por eso el mundo se parece tanto a ellos", rogó. "No olvidéis que somos el grupo con derecho a voto más grande en este país. Hagamos que se parezca más a nosotros", añadió en referencia implícita a las elecciones estadounidenses de noviembre.

También fue muy destacado el agradecimiento de Patricia Arquette, que se llevó el premio a mejor actriz de reparto de una serie por The Act. "Estoy muy agradecida de estar aquí y celebrar esto, pero sé que hoy, 5 de enero de 2020, no recordaremos esta noche en los libros de historia. Veremos un país al borde de la guerra", aseguró en alusión a la reciente escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán. Además, Jared Harris, uno de los actores de Chernobyl, destacó que su serie limitada plantea "cuál es el coste de las mentiras". "Y esa pregunta se convierte más relevante con el paso de las noticias de cada día", opinó.

El palmarés televisivo lo completaron Olivia Colman, mejor actriz de drama con The Crown; Ramy Youssef, mejor actor de comedia por Ramy; y Russell Crowe, que obtuvo la distinción al mejor actor de miniserie o película para televisión con La voz más alta (The Loudest Voice). El actor no acudió a la gala tras los graves incendios que sufre Australia, pero Jennifer Aniston, que anunció su premio, leyó un discurso en su nombre. "No nos confundamos: la tragedia de Australia se debe al cambio climático. Necesitamos actuar basándonos en la ciencia, mover nuestra fuerza de trabajo a energías renovables y respetar nuestro planeta como el único e increíble lugar que es".

La gala comenzaba con Antonio Banderas, Ana de Armas, Jennifer López y la película de Pedo Almodóvar Dolor y Gloria como las principales candidaturas hispanas en estos importantes galardones de la industria cinematográfica.

Pedro Almodóvar anunciaba mientras posaba en la alfombra roja de estos premios que "la película (Dolor y Gloria) ha enganchado porque cada vez se hacen menos películas para público adulto que hablen de problemas reales que padecemos o gozamos los seres humanos. Yo creo que la gente lo agradece". Almodóvar consideró que "la mayoría de las películas se hacen para el público adolescente" y alabó a Historia de un matrimonio, la cinta de Noah Baumbach.

Es la quinta vez que el director español ha participado en los Globos de Oro, que ha ganado en dos ocasiones por sus cintas Todo sobre mi madre (2000) y Hable con ellas (2003), ambas como mejor película en lengua extranjera.

Ellen DeGeneres recibió también el premio honorífico Carol Burnett Award, como homenaje a su exitosa carrera en la televisión, y subrayó en su discurso de agradecimiento "el poder real" que la pequeña pantalla puede tener en la sociedad. "El poder real de la televisión no es que la gente vea mi show, sino que vea mi show y luego eso les inspire para hacer las mismas cosas en su vida".

Por su papel en la serie Ellen y su labor como presentadora del espacio de entrevistas y variedades The Ellen DeGeneres Show, DeGeneres se ha convertido en una figura clave de la televisión estadounidense en las últimas décadas. Fue nominada en tres ocasiones a los Globos de Oro, aunque no pudo llevarse ninguna estatuilla, y cuenta con un Emmy como guionista de Ellen. La polifacética artista, que está casada con la actriz Portia de Rossi, es una gran referencia en el activismo a favor de la comunidad LGBT, así como una enorme personalidad en las redes sociales, donde tiene 79,2 millones de seguidores en Twitter y 81,5 millones en Instagram.

También el actor Tom Hanks (Forrest Gump) recibió el mismo distintivo. "Es duro trabajar con directores que dicen: 'si no haces bien tu trabajo no tenemos película'. Porque una cinta se hace toma a toma, todos tienen que hacer su papel a la perfección pero a veces la película descansa en la persona que pone las cejas y si no sale hay que volver a empezar", dijo Hanks en su discurso de agradecimiento.

Durante su intervención, el actor hizo un repaso a su carrera y al trabajo de la interpretación sobre el que dio tres consejos: "tener la cabeza llena de ideas"; "saberse el texto de todos" y "llegar puntual para concentrarse en el trabajo". El vínculo de Hanks con estos premios votados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) es estrecho, pues a lo largo de su carrera ha recibido 16 nominaciones, la mitad de las cuales terminaron en victoria, y a lo largo de esta última década tan solo se ha quedado sin candidatura en dos ocasiones.

Comentarios