martes 21/9/21

La exposición 'El escalador de panoramas', de Miguel A. Moreno, en la XVII Bienal de Fotografía de Córdoba

Exposición
Exposición El escalador de panoramas, en la Casa Góngora. // Miguel Ángel Moreno Carretero

La exposición El escalador de panoramas, de Miguel Ángel Moreno Carretero, abierta en la Casa Góngora dentro de la 17ª Bienal de Fotografía de Córdoba, documenta parques y recintos que albergan ciudades o paisajes en miniatura, para lo que el artista ha recorrido desde el año 2013 una docena de parques de la geografía nacional e internacional. Ciudades como Olmedo, Sevilla, Coimbra o Bruselas se retratan en ella desde una perspectiva irónica, pero no deudora de crítica. Este proyecto fue premiado con la Beca Daniel Vázquez Díaz (Diputación de Huelva) el año 2017.

La exposición, comisariada por Espacio Lavadero, de Granada, estará abierta hasta el 23 de mayo, de martes a domingo -festivos incluidos-, en horario de 11.30 a 14.30 horas.

Exposición de Miguel Ángel Moreno Carretero.

Miguel Ángel Moreno Carretero

Miguel A. Moreno (Córdoba 1980) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla. Su trabajo se desarrolla en dos vertientes: la gestión cultural y la creación. Como gestor cultural, ha sido el creador y director de Scarpia (2002-2015), miembro del colectivo FAR (Foro Arte Relacional) y director del programa de universidades FAR365.

Como artista, ha sido reconocido con los premios Pepe Espaliú, Premio Joven de Cultura y Desencaja de la Junta de Andalucía (IAJ) y Premio de Artes Nobles del Ayuntamiento de Córdoba; ha sido becado por las fundaciones Antonio Gala, Fundación Rafael Botí y Rodríguez Acosta y ha realizado exposiciones individuales en espacios como la Diputación de Huesca, La Fábrica (Madrid), Birimbao (Sevilla) Galería Carmen del Campo (Córdoba), La Madraza (Granada) o Trinta (Santiago de Compostela). Asimismo, ha participado en ferias como ARCO, Just Madrid, Art Madrid, MACO (México).

Ha realizado intervenciones en espacios como Centro Matadero, CDAN (Huesca), Torres Hedjuck (Santiago de Compostela) o Medina Azahara (Córdoba). Tiene obra en colecciones como Fundación Luis Bassat, Ayuntamiento de Málaga, CDAN, Junta de Andalucía, Diputación de Burgos y numerosas colecciones privadas.

14 exposiciones 

La Bienal de Fotografía de Córdoba, con Imágenes Inmunes como lema para la ocasión, rinde homenaje en esta décimo séptima edición a la asociación que la creó, AFOCO, responsable tras sus cuarenta años de vida del muy destacado lugar que ocupa Córdoba en el panorama fotográfico nacional. Se celebrará del 26 de marzo al 23 de mayo e incluye 14 exposiciones, distribuidas en diferentes salas y espacios de Córdoba, como Fundación Rafael Botí, Tendillas, Bulevar de Gran Capitán, Vimcorsa, AFOCO, Colegio de Arquitectos, Teatro Cómico, C3A, Casa Árabe, Cajasol, Casa Góngora, Centro Pepe Espaliú y Museo Taurino. La organiza la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento y cuenta con la colaboración de AFOCO, Junta de Andalucía, Casa Árabe, Fundación Botí, VIMCORSA, Obra Social 'la Caixa', Fundación CajaSol, Colección Los Bragales y Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba.

Córdoba posee una tradición fotográfica que se remonta a los mismos orígenes del invento, cuando en 1840, solo un año después de la  presentación oficial por Niépce y Daguerre, la ciudad contaba ya con el daguerrotipista, Manuel Alcalá. Desde entonces la fotografía cordobesa ha recorrido un largo camino lleno de hitos de relieve nacional e internacional, aunque será a partir de 1981, con el nacimiento de AFOCO, cuando tome impulso como medio creativo. Este grupo de aficionados, más allá de imitar la tradición endogámica del salonismo español aún imperante en nuestro país en los 80, crea un modelo de asociación amateur abierta a las nuevas corrientes y ámbitos de la fotografía de finales del siglo XX.

Una filosofía abierta a la sociedad cordobesa y sin ánimo de lucro que, gracias al apoyo incondicional del Ayuntamiento de Córdoba, permite conocer en la ciudad la obra de los autores nacionales y foráneos más importantes del momento. Iniciativas como el Premio Mezquita; la Bienal Internacional de Fotografía, hoy el festival fotográfico más veterano de España; la Posada del Potro, una de las primeras salas de exposiciones dedicadas en exclusiva a la fotografía de nuestro país; la colección de libros fotográficos «Albors», o el proyecto «Una aproximación visual a la guitarra» sitúan a Córdoba en primera plana de la fotografía.

Tras dieciséis ediciones y el análisis de las sinergias como causa-efecto de la propia Bienal, es el momento de explicar y poner de manifiesto el resultado del permanente diálogo que se ha propiciado entre fotógrafos de esta ciudad y los cientos de autores venidos de fuera, que han hecho fracasar cualquier posible deriva endémica local provocando la súbita evolución de la fotografía cordobesa hasta cotas nunca imaginadas, como lo demuestra el hecho de ser la única ciudad en nuestro país que reúne las cuatro categorías del premio nacional que concede la Confederación Española de Fotografía (CEF): mejor institución (Ayuntamiento), mejor asociación (AFOCO), mejor fotógrafo (José F. Gálvez) y mejor revista (Diafragma Foto).

Este año la Bienal rinde homenaje a la asociación que la creó, AFOCO, responsable tras sus cuarenta años de vida del importantísimo intercambio cultural fotográfico que se ha producido en la ciudad con la llegada de grandes autores que han influido de manera radical en la evolución de la fotografía local. Han sido premios nacionales, CEF y FAF, artistas y maestros FIAP, fotógrafos y galeristas, historiadores o directores de revistas especializadas, los que han han aportado conocimientos, experiencias, ideas, consejos y una serie de obras que hoy forman parte de la Fototeca de Córdoba -conservada y catalogada en el Archivo Municipal de la Ciudad- a través de las cuales se pueden estudiar y comprender los conceptos, tendencias y estilos surgidos en la segunda mitad del siglo XX y las dos primeras décadas del XXI, donde las nuevas tecnologías han abierto un futuro sumamente interesante a toda clase de posibilidades creativas, como nunca había ocurrido anteriormente.

Comentarios