martes 24/5/22

ENTREVISTA | Francisco Recio, director de La Luna de Babel: "El cine se creó para enseñar"

Francisco Recio, un joven cordobés de tan solo 23 años, decidió embarcarse en un proyecto tan complicado como dirigir, producir, escribir y actuar en su propia película, La luna de Babel. Tras un crowdfunding que le permitió financiar su proyecto, el director ha podido rodar la historia que verá muy pronto la luz. Hablamos hoy con él para que nos cuente los retos a los que se ha sometido y qué podremos ver en La luna de Babel.  
Fotograma de La luna de Babel
Fotograma de La luna de Babel

Pregunta: Lo primero, antes de hablar de todo el proceso de la película, cuéntanos de que trata La Luna de Babel

Respuesta: La película aborda temas como el suicidio, los trastornos mentales y el ciberacoso, está inspirada en el juego La ballena azul en el que un ex-estudiante de psicología incitaba a los jóvenes a participar en un “aparente juego inocente”  que constaba de 50 retos (uno por día) cuya finalidad era la muerte. En la Luna de Babel, Aitor, (19) está siendo acosado a través de internet, a un día del reto final (el suicidio). Óscar, su compañero de piso, se da cuenta de todo e intenta evitar el desastre final. 

P: Sabes que el suicido es un tema tabú, ¿por qué decides tratar este tema junto con los trastornos mentales?, ¿crees que se debería hablar más de ello?

Existen estudios que demuestran que hablar de ello puede incitar a las personas a hacerlo, mi idea simplemente es prevenirlo a través del lenguaje cinematográfico. Mi película habla del suicidio en jóvenes de corta edad, no hablo de casos de suicidio, por lo que no incito al suicidio, pero si lo muestro tal y como es, no solamente a ellos, si no a sus familiares. 

Pienso que se debe hablar de ello en su justa medida, y utilizar la ficción y el entretenimiento creo que es una muy buena opción, ya que no muestras casos reales, al fin y al cabo es una película, pero inconscientemente lo estás mostrando al espectador.

P: Comentas en tus redes sociales que el cine debe enseñar, ¿Qué quieres enseñar con esta historia?

El cine se creó para enseñar, hacer critica social, yo con esta película, como has dicho antes, quiero enseñar un tema del que no se habla en las noticias, pero a través del entretenimiento, la ficción de la realidad en esta película la separa una delgada línea que considero que va a ser clave para romper ese estudio del que hablaba antes, es como que lo muestro, pero no del todo. Al fin y al cabo, esos familiares saldrán del cine diciendo “Me he entretenido, pero he aprendido." Mostramos comportamientos reales que puede llegar a tener un niño en la vida real y sirve para alertar a sus familiares.

P: Esta película es tu ópera prima, ¿Qué te ha llevado a querer dirigir un proyecto cómo este con tan solo 23 años?

Desde 2017 quería escribir esta película, fue este año cuando descubrí el famoso juego La ballena azul en el que murieron muchos jóvenes, este juego se viralizó 2 semanas y de repente desapareció. La gente seguía jugando y nadie hacía nada. Aproveché mi trabajo de fin de estudios para construir los cimientos del proyecto, y una vez presentado y aprobado, comencé a trabajar duro sobre él de manera libre.

P: Necesitaste un crowdfunding para poder comenzar a rodar, ¿Cómo fue la experiencia, te planteaste no llevarla a cabo si no conseguías el dinero?

El dinero es fundamental para el rodaje, no es que me lo planteara, es que dependía de ello para que la película a día de hoy existiera. Sin crowdfunding, sin dinero y sin el apoyo de todo aquel que colaboró, hoy en día, La luna de Babel no hubiera seguido hacia adelante.

La Luna de Babel, de Francisco Recio

P: Hablando del rodaje, lo iniciaste en noviembre y estás a punto de finalizarlo, ¿Qué nos puedes contar sobre este proceso?

Yo soy actor, lo que más me ha preocupado durante todo el rodaje es hacer bien mi verdadero trabajo, interpretar. Pero eso no ha sido posible, hablamos de que yo he dirigido tanto al equipo técnico como a los actores, he producido la película, hablamos de búsqueda de localizaciones, búsqueda de atrezzo, alojamiento, hasta que los actores tengan algo para comer los días de rodaje. Entonces había días que el agobio era demasiado y nunca podía tenerlo todo controlado al 100%. 

Estaba a mil y una cosas, y cuando me tocaba actuar, lo hacía sin pensarlo, sin una preparación previa, sin una concentración necesaria para encarnarme en el personaje… la mejor parte es que yo creé a estos personajes, por lo cual los conozco muy bien. Era muy fácil para mí saber el objetivo de Óscar, que quería en ese momento y el estado de ánimo que tenía. 

P: Cuentas con todo tipo de perfiles de actores, directores de fotografía, etc, ¿Por qué te decidiste elegir a este reparto final y cómo consigues reunir a todo este equipo?

Hemos tenido el gusto de contar en nuestra película con actores de renombre como son Eliana Sánchez (Águila roja, Las chicas del cable, La que se avecina), Javier Bódalo (30 monedas, Xhoxb) o Daniel Retuerta (El Internado Laguna Negra, Compañeros, Parot). El reparto no podía ser mejor, todos y cada uno de los actores han demostrado profesionalidad, esfuerzo y trabajo. La mayoría han sido compañeros míos y confiaba ciegamente en ellos, el elenco estaba claro desde el principio. 

Con respecto al equipo técnico, Blackheart Media, he de decir que son increíbles, trabajé con ellos para sacar a la luz el teaser de la película para conseguir el crowdfunding, y una vez conseguido, íbamos todos a una, luchando por el proyecto. 

P: Has escrito, dirigido, protagonizado y producido la obra ¿Qué te ha resultado más difícil y por qué?

La producción ha sido lo más complicado, es una tarea que en un largometraje normal, la hacen alrededor de unas 50 personas. En La Luna de Babel solo estaba yo, y algunos compañeros que me ayudaron, incluyendo mi pareja. Como he dicho antes, desde planificación de rodaje, alojamiento para actores, comida, vestuario, atrezzo, hasta permisos para grabar en lugares privados, contratos, gestión del propio dinero…Infinidad de cosas que necesita una producción y que ha sido, con creces, lo que con más dificultad he conseguido gestionar.

P: Cuentas que a pesar de ser un thriller le has querido dar un toque más intimista a la película, ¿Cómo crees que se lo has podido dar como actor y como director?

Con intimismo me refiero a lo siguiente. La película está basada en el juego mencionado anteriormente, lo fácil hubiera sido coger los 50 retos de internet y hacer una película del “juego” pero yo no he hecho eso. Cuando la película empieza, el protagonista va por el reto número 49, es decir, está a un día de morir. Me he centrado en los sentimientos del joven y de lo que serían capaces sus seres queridos. 

P: Por último, sabemos que la financiación y todo lo que conlleva hacer una película en Córdoba es un trabajo difícil ¿A qué retos te has enfrentado?, ¿Te gustaría lanzar algún mensaje al sector de la cultura en Córdoba?

He tenido muchos problemas para conseguir permisos y ayudas económicas. Me han denegado todo incluso sabiendo que es una película que previene el ciberacoso y el suicidio, siendo cordobés y rodada en Córdoba y no han sido capaces de facilitarme nada. Ni un simple papel para cortar una calle un par de horas, ni permisos para poder rodar en el hospital, en el cementerio…he tenido el “no” por adelantado de todo el mundo. 

El caso, es que un mes antes de yo pedir esos permisos, Macarena Gómez salió en televisión diciendo que el ayuntamiento de Córdoba le había facilitado muchas cosas. Esto me hace pensar que realmente la cultura que apoyan es la que les interesa, realmente no apoyan a los jóvenes emprendedores ni a las futuras promesas, una vez más, miran para su propio ombligo.

ENTREVISTA | Francisco Recio, director de La Luna de Babel: "El cine se creó para enseñar"
Comentarios