lunes. 04.03.2024

La Sala M. Ponce del Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México ha acogido la presentación oficial de los dos conciertos que ofrecerán los próximos 1 y 3 de diciembre la Orquesta Sinfónica Nacional de México (OSN) y el Festival Internacional de Piano (FIP) Guadalquivir, junto a la reconocida pianista española Rosa Torres-Pardo y dirigidos por el maestro Ludwig Carrasco, en el propio Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.  

La pianista María Dolores Gaitán, directora y fundadora del FIP Guadalquivir, que este año celebra su 14 edición con el título Encarnadas: Mujeres-Patrimonio-Piano, resaltó que para la ocasión se ha seleccionado un programa “muy español”, pero sobre todo “un programa a la altura del 95º aniversario de la OSN y de nuestro festival, que es uno de los más relevantes de España y de Europa por su calidad artística, su carácter innovador y su empeño en llevar la música clásica y el piano hasta el último rincón del mundo, desde espacios históricos como los Patrimonio de la Humanidad de la Unesco”. 

Gaitán reconoció que grandes instituciones como la OSN, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), el FIP Guadalquivir y artistas como la genial Rosa Torres-Pardo, una referente indiscutible de la cultura musical española en todo el mundo, y el maestro Ludwig Carrasco, que se distingue por sus interpretaciones de las obras fundamentales del repertorio, “establezcan lazos de comunicación que permitan mostrar en México la extraordinaria tradición musical española, es un privilegio”. A su vez, resaltó la labor e importancia del productor, guitarrista y gerente del festival Humberto M. Flores, por su apoyo y trabajo incesante para ayudar a expandir este festival hasta el continente latinoamericano.

Compartir raíces y patrimonios, explorar esos espacios compartidos que la música hila es uno de los principales objetivos de estos dos conciertos. En este sentido, el maestro Ludwig subrayó que “existen todavía unas lagunas muy amplias en cuanto a la cultura, que es una cultura común, tenemos una identidad muy relacionada, tenemos un mismo idioma, tenemos muchas tradiciones muy cercanas”, de ahí, “la importancia de que presentemos esta colaboración que nos va a permitir conocer mejor esas identidades y adentrarnos en un mundo sonoro muy rico que les va a sonar familiar, pero aún así desconocido”.

La maestra Rosa Torres-Pardo -a la que Gaitán llamó la segunda Alicia de Larrocha- afirmó que “me emociona mucho estar aquí, con esta gran orquesta, en este país, al que hacía muchos años que no venía, y vuelvo a hacer una obra, la Rapsodia española, en la versión de Cristóbal Halffter, que la lleva a otro nivel musical, lo convierte en algo distinto”. Torres-Pardo explicó que la obra incluye una jota -que es una pieza muy vital y alegre- y una petenera -que por el contrario es más profunda y más triste- y esta mezcla de estos dos elementos hacen que sea una obra muy interesante, vibrante.

Por su parte, la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, recordó que “Córdoba es la única ciudad con cuatro patrimonios de la Humanidad declarados por la Unesco y el FIP Guadalquivir es el único festival que ha tocado en esos cuatro patrimonios de la Humanidad”. La representante municipal alabó la figura de María Dolores Gaitán, gracias a la cual Córdoba tiene un embajador de excepción, un festival que cruza fronteras no solo musicales, sino de lleva el nombre de Córdoba por el mundo, mostrando la riqueza inigualable de su patrimonio y el caracter acogedor de la ciudad. En este sentido, “el Ayuntamiento de Córdoba está muy orgulloso de seguir estableciendo relaciones culturales con México, que es nuestro país hermano y que sigamos creciendo y compartiendo con todos los ciudadanos el arte y la cultura musical. La música traspasa fronteras de una forma positiva y es un honor estar aquí y estoy plenamente convencida de que estos dos conciertos van a pasar a la historia como conciertos maravillosos y espectaculares y que han unido España con México y México con España”, remarcó.

La 14ª edición del festival rinde homenaje a las mujeres, en especial, a las compositoras que han tenido que luchar y siguen luchando por hacer oír su voz y demostrar su pasión y su valía. Por ello, es un orgullo presentar por primera vez a México El coraje de la rosa, la obra de la soprano, compositora y directora de orquesta Pilar Jurado, inspirada en la figura de Pilar Bueno Ibáñez, una de las “trece rosas” fusiladas el 5 de agosto de 1939, al final de la Guerra Civil española, en el cementerio madrileño de la Almudena, con la que se abrirá el concierto.  

Para la ocasión se ha elegido un programa encarnado en colores brillantes y sugerentes con el ambiente festivo, devocional y espontáneo de la Romería del Rocío, del sevillano Joaquín Turina, para continuar in crescendo con la Rapsodia española, de Isaac Albéniz en su versión orquestada por Cristóbal Halffter. Como colofón al vibrante programa musical elegido para la ocasión, los asistentes disfrutarán de la archiconocida Sinfonía núm. 5, de Chaikovski.  

El concierto clausura del FIP Guadalquivir (www.fipguadalquivir.org)  está coorganizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) y el Festival Internacional de Piano Guadalquivir & Asociación Cultural Guadalquivir Pianístico. Patrocinan el Ayuntamiento de Córdoba, Córdoba Patrimonio, BF Producciones y Antonio López Montero.  

 

 

"Encarnadas" une la Orquesta Sinfónica Nacional de México y el FIP Guadalquivir