miércoles 19/5/21

El emblemático Renault 4L “Cuatrolatas” cumple 60 años

Su llegada a España en 1963 supuso en boom en la fábrica de Montaje de Valladolid

1_poEv20Psz1meq
1_poEv20Psz1meq

Todos los coches tienen una gran historia detrás, sin embargo, la del icónico Renault 4L apodado como “Cuatrolatas” supuso un antes y un después en la historia del automovilismo. 

En agosto de 1961, nació en Francia el Renault, fruto de cinco años de ensayos y con numerosas innovaciones tecnológicas. Fue el 1º modelo, tras las II Guerra Mundial, en proponer motor y tracción delantera, considerado como el antecesor de los SUV, un híbrido entre el todoterreno y el turismo convencional. Con un eslogan publicitario llamativo “ni engrase, ni agua, sólo un poco de gasolina” resultaba imbatible.

Logró crear 8 millones de unidades en todo el mundo puesto que tenía características diferentes a coches anteriores como un bonito diseño, más modularidad, versatilidad, cinco puertas y un amplio y espaciado maletero donde además cabían 5 personas. El coche tenía una envergadura de 3,6 metro de largo y 1,5 metros de alto. Contaba con un rival, el Citroën “dos caballos”.

En España tuvo mucho éxito. Llegó en 1963 a la Factoría de Montaje de Valladolid donde destacó por su carácter polivalente, económico por sus virtudes de suspensión todocamino y otro aspecto muy relevante; el precio. Desde 84.000 pesetas, este coche estaba por debajo del umbral de su segmente, que oscilaba las 100.000. Inició con un motor de 845cc que generaba 30 CV de potencia con una instalación eléctrica de 12 voltios, llegando a superar los 100 km por hora, pero más tarde, modernizándose todavía más introdujo motores más eficientes como el “sierra” de 852cc, o de 1.108cc y 38 CV. Fuimos un país que elaboró 800.000 unidades suponiendo el 10% de la producción mundial. 

Referentes que nunca se olvidarán

En 1993 se introdujo unas normas medioambientales internacionales las cuales causaron el fin de este legendario modelo que siempre quedará en el recuerdo de los amantes del motor. Nunca más se llegó a fabricar este modelo, pero todavía pueden verse circulando en nuestras carreteras y por todo lo que supuso a nivel de asequibilidad y modernidad en la vida de los españoles ese homenaje a 60 años de larga vida. 

Comentarios