lunes 24/1/22

CBN. La pianista Alba Ventura será la encargada de abrir mañana viernes el XVIII Festival de Piano ‘Rafael Orozco’, con el concierto solista que ofrecerá a las 20.30 en el Conservatorio Superior de Música y en el que interpretará, dos sonatas de Mozart, en la primera parte, y los cuadernos 1 y 2 de la suite Iberia, de Albéniz, en la segunda. La entrada es libre hasta completar aforo.

Además del recital de Alba Ventura, el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco será escenario en esta edición de otros siete conciertos de figuras del piano solista como Luis Fernando Pérez, Anna Dmytrenko, Goran Filipec, Dmytro Choni; Leonel Morales, Tamar Beralia y Ángel Andrés Muñoz, programados para los días 9, 14, 15, 16, 17, 21 y 23 de noviembre, respectivamente, todos a las 20.00 horas y con entrada libre. A ello hay que añadir sendos conciertos, el jueves 28 y el viernes 29 de noviembre, del pianista Jorge Luis Prats con la Orquesta de Córdoba, dirigida por Carlos Domínguez-Nieto. Estos dos conciertos tendrán lugar en el Gran Teatro (20.30), donde se pueden adquirir las entradas, con un precio 7 a 23 euros.

El XVIII Festival de Piano 'Rafael Orozco' lo organiza la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento con la colaboración del Conservatorio Superior de Música, la Asociación Pianística Rafael Orozco, el IMAE y el Consorcio Orquesta de Córdoba.

Nacida en Barcelona, Alba Ventura debutó como solista a la edad de trece años junto a la Orquesta de Cadaqués y Sir Neville Marriner en San Sebastián y en el Auditorio Nacional de Música. Desde entonces su carrera como solista no ha parado de crecer con invitaciones de auditorios como el Wigmore Hall, el Barbican y la Iglesia de St. Martin in the Fields, Concertgebouw de Ámsterdam, Musikverein, Cité de la Musique de París, y la Sala Svetlanovsky de Moscú entre otras, habiendo tocado además en las principales salas españolas, y en Bogotá y Auckland. Ha sido dirigida por personalidades como Antonini, Harth-Bedoya, Hogwood, Mas, Pons, Oue, Ros Marbà y Vásary, y ha colaborado con importantes orquestas, como la Phliharmonia y Hallé, London Mozart Players, Filarmónica Nacional de Hungría, la Sinfónica Nacional Checa y las principales orquestas españolas. Alba Ventura es además una devota música de cámara, y ha colaborado, entre otros, con los cuartetos Brodsky, Takacs y Casals, los violinistas Boris Belkin, Gordan Nikolic, Leticia Moreno, Tai Murray o Lina Tur Bonet, la violista Isabel Villanueva, o los cellistas David Cohen o Astrig Siranossian. En 2014 se presentó con gran éxito en China y en Estados Unidos, donde fue invitada por la Sociedad Chopin de Connecticut. Entre las distinciones recibidas, cabe destacar el Queen Elizabeth Rose Bowl entregado por el Príncipe de Gales, el triunfo en las audiciones internacionales del Young Concert Artist Trust (YCAT), su inclusión en el programa Rising Stars que promueve ECHO (European Concert Halls Organisation), y el Premio IMPULSA de la Fundación Príncipe de Girona. Sus últimos trabajos discográficos están dedicados a Rachmaninov y los Études (desde Czerny a Rautavaara) y han tenido gran acogida por parte de público y la crítica. En 2019 Alba Ventura ha acometido la grabación de la integral de las Sonatas para piano de Mozart, que irán viendo la luz a partir de enero de 2020. Alba Ventura es, además, profesora titular en el Conservatorio Superior de Música del Liceo.

El Festival de Piano Rafael Orozco fue creado por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento en 2002, con motivo del centenario de la fundación del Conservatorio Superior de Música que lleva el nombre del insigne pianista cordobés y como modo de homenajear la memoria del artista. Y ello, con un doble objetivo: contribuir a que el recuerdo de Rafael Orozco permanezca vivo en público e interpretes y potenciar la imagen de Córdoba como punto de referencia en el mundo del piano. No hay que olvidar que Rafael Orozco fue uno de los pianistas más importantes de su tiempo y entre los de mayor proyección internacional que España ha dado a la historia del piano. Desde su triunfo en el preciado Concurso Internacional de Piano de Leeds (Reino Unido) en 1966, su carrera se desenvolvió en los cinco continentes, con singular éxito de público y crítica. Fue solista con las principales orquestas de Europa y Estados Unidos, tocó junto a los directores más afamados (Barenboim, Giulini, Muti, Abbado, Chailly...) y en las principales salas de concierto y teatros del mundo: Carnegie Hall de Nueva York, Musikverein de Viena, Philharmonie de Berlín, Royal Albert Hall de Londres, Théâtre des Champs-Élysées de París, Teatro Colón de Buenos Aires y Scala de Milán, entre ellas.

Fallecido en Roma en 1996, a los cincuenta años de edad, el principal legado de Rafael Orozco permanece en su abundante discografía, con los sellos EMI, Philips y Auvidis Valois. En la misma sobresale el repertorio romántico: desde las principales obras de Chopín (Estudios, Preludios, Scherzos...) a los conciertos para piano y orquesta de Rachmaninov y Chaikovski, con importante atención al piano de Liszt, Schumann y Brahms, así como a la música española, ámbito en el cual sus interpretaciones de Albéniz y Falla son consideradas como una referencia obligada.

Se trata, pues, de un artista de amplio reconocimiento internacional, en el que Córdoba, su ciudad natal, ha querido abanderar la reivindicación de su memoria. El Conservatorio Superior lleva su nombre desde 1998 y existe desde 2004 una asociación pianística dedicada a difundir el legado del artista y acercarlo a las nuevas generaciones de pianistas. Sin duda, un balance positivo que habla elocuentemente del respeto y la consideración que se tiene a Rafael Orozco en Córdoba, cuyo Ayuntamiento lo reconoció en 1986 con la Medalla de Oro de la Ciudad.

En cuanto al festival en sí, la experiencia de las diecisiete ediciones, tanto en público como en la amplia repercusión alcanzada en los medios de comunicación, indican el interés que este encuentro en torno al piano suscita en la vida cultural de la ciudad

En definitiva, que, tanto de un punto de vista puramente artístico, como en lo concerniente a la respuesta del público, el balance del festival de piano Rafael Orozco ha sido hasta ahora sumamente positivo. Primero, porque ha permitido que los amantes de la música, y del piano en particular, pudieran disfrutar de unas veladas realmente interesantes, e incluso inolvidables en algunos casos; y en segundo lugar, porque el festival se ha consolidado como una oferta esperada en el contexto del otoño musical cordobés y con un amplio eco a nivel nacional, toda vez que por el mismo ha pasado la inmensa mayoría de los pianistas españoles de más alto nivel (Joaquín Achúcarro, Josep Colom, Javier Perianes, Rosa Torres-Pardo, Iván Martín y Luis Fernando Pérez, entre ellos) y muchos extranjeros de gran reputación internacional, como Arcadi Volodos, Vladimir Ovchinnikov, Brenno Ambrosini, Peter Bithell y Domenico Codispoti, entre otros.

Por último, hay que destacar que el Festival es, además de una exitosa apuesta enteramente municipal, un punto de encuentro con diversas entidades de la ciudad, desde el Conservatorio Superior de Música, lugar en el que tradicionalmente se celebran la mayoría de las actuaciones, a la Asociación Pianística Rafael Orozco, que ofrece el oportuno asesoramiento artístico. También el Consorcio Orquesta de Córdoba y el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) han prestado valiosas colaboraciones en muchas de las ediciones del festival.

El XVIII Festival de Piano Rafael Orozco se abre este viernes con Alba Ventura
Comentarios